Sifontes.-  Un hombre de 43 años identificado como Jim Washington y un niño de nombre Cleber Abiner Alves Ferreira, de 2 años, murieron.

Fueron víctimas de un fatídico accidente ocurrido en Araima Tepuy del municipio Sifontes el domingo a las 2:30 de la tarde.

Se supo que Jim era transportista y prestaba un servicio en su Chevrolet Meriva, placas AB087JR, cuando un árbol cayó encima del auto. Su fallecimiento fue de inmediato.

El pequeño Cleber viajaba junto a Susana Gómez Flores, de 18 años, su madre. Aunque intentaron llevarlo hasta un centro asistencial de El Dorado, dejó de respirar en el camino.

La progenitora del bebé también resultó lesionada y vivía junto a él en una comunidad indígena de la frontera Paracaima de Brasil. La dama se recupera en el Hospital Uyapar de Puerto Ordaz.

Para los familiares de Jim y Cleber tragedias como estas pueden evitarse, por lo que exhortan a las instituciones gubernamentales a proceder con el arreglo, desmalezamiento y señalización de la Troncal 10, desde el municipio Heres hasta el Gran Sabana.

Los parientes ya no recuerdan cuántos choferes han sufrido siniestros viales, producto del mal estado de la carretera.

Trasciende que Jim era padre de siete hijos y trabajaba para la asociación La Parada de José Gregorio, ubicada en Santa Elena de Uairén, donde vivía.

 IMH/Foto: Cortesía