El río Valira a su paso por Andorra y por Cataluña baja de color verde este jueves. Los vecinos han podido ver a primera hora como el agua se ha teñido de un tono fosforescente que ha causado sorpresa e inquietud.

 

El alcalde de La Seu d’Urgell, Albert Batalla, ha colgado un comunicado en Twitter para calmar a los ciudadanos. Según la información que ha recibido desde Andorra, se trata de un colorante inocuo, no tóxico y biodegradable que se ha usado para una investigación del agua de la fuente de Arinsal, que la primavera pasada fue clausurada después de una intoxicación masiva.

Ante la alerta ciudadana, el Gobierno andorrano ha asegurado que las sustancias utilizadas son inocuas tanto para las personas como para el medio natural y que se diluyen perfectamente en el medio acuático hasta desaparecer.

“Es una acción que no tiene más impacto más allá de lo visual”, han remarcado desde el Gobierno andorrano. La Agència Catalana de l’Aigua (ACA) ha confirmado la información que ha dado el Gobierno andorrano.

121.000 botellas retiradas

El pasado 6 de mayo de 2016, la empresa Aigües del Pirineu, envasadora del agua procedente de la fuente de Arinsal (Andorra) cerró definitivamente tras semanas de investigaciones y análisis microbiológicos para detectar el origen de la intoxicación que afectó a más de 4.100 personas en Barcelona y Tarragona.

La verificación de las pruebas no dejó lugar a dudas: el manantial estaba contaminado por el norovirus, un microorganismo que se transmite por vía fecal humana y provoca la mitad de las gastroenteritis agudas comunes.

El Gobierno de Andorra confirmó hace 10 meses la presencia del norovirus en la fuente de Arinsal (Andorra), el mismo microorganismo que se encontró en las garrafas de agua intoxicadas.

El Ejecutivo andorrano ha aclarado que ya no se han de verter más colorantes, aunque los trabajos continuarán los próximos días. Los trabajos sobre el terreno tendrán una duración aproximada de entre seis y ocho semanas, y posteriormente la empresa contratada podrá analizar la información recogida para elaborar el informe detallado de resultados.

La previsión es que el informe se pueda entregar en un plazo de entre dos y tres meses, hacia el mes de mayo. Una vez se entregue el informe, Andorra procederá a presentar los resultados, y valorar y evaluar cuáles deberán ser las acciones a emprender. El País de España