El Colegio Nacional de Periodistas, seccional Bolívar, condenó las agresiones de las que han sido objeto los periodistas, reporteros gráficos y distintos trabajadores de los medios de comunicación en el estado Bolívar durante el mes de mayo.

Entre los datos recopilados  por el CNP Bolívar figura la agresión por parte de manifestantes al periodista José Milano y al reportero gráfico Carlos León, ambos del Diario Primicia, quienes durante una protesta de calle fueron encarados por varias personas y obligados a borrar las fotos que habían tomado en el sitio.

Rafael Gámez (RAGAM), de El Progreso, fue sometido a seis horas de interrogatorio por parte del SEBIN luego de haber publicado una información en su diario.

Otro de los casos registrados es el del periodista y profesor universitario Marcos Valverde, quien fue detenido de forma arbitraria mientras cubría las manifestaciones que se produjeron en la entrada de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab). En ese hecho fue detenido el estudiante de Comunicación Social, Nelson Nava, que estuvo varios días privado de libertad.

“El Colegio Nacional de Periodistas Bolívar, hace un llamado a que se respete el trabajo de los periodistas ya que nuestra función es informar al colectivo. Pedimos a las autoridades que se proteja a los profesionales de la comunicación cuando estén cubriendo manifestaciones, ya que a nivel nacional se han registrado innumerables agresiones a periodistas”, expresó Humberto Escobar, secretario general, seccional Bolívar del CNP.

A su vez, exigió el cese de las presiones a los periodistas de los distintos medios de comunicación del país, haciendo referencia también a la congelación de las concesiones por parte de CONATEL a las emisoras de radio y las limitaciones para adquirir el papel periódico en el caso de la prensa escrita.

El vocero del CNP Bolívar finalizó haciendo un llamado, tanto al gobierno como al colectivo en general, a respetar el trabajo de la prensa y propuso el diálogo como posible salida a la situación que atraviesa el país.