Los estudiantes de la Ucab y de la UDO enviados el sábado y el lunes de esta semana para la cárcel de El Dorado los mantienen separados de los presos comunes que pagan condena en ese recinto carcelario, cuyo solo nombre infunde pavor. Sobre todo a la gente de bien.

Lo que sí hicieron fue raparlos y vestirlos con un uniforme amarillo. Los padres no han podido verlos.

A pesar de que muchos de ellos han hecho el periplo por las mejores carreteras del país como siempre afirman en la gobernación del estado Bolívar. Claro, ellos no recorren el estado.

Tampoco saben que un pollo cuesta 80 mil bolívares, ustedes asado o rostizado, es decir cocinado, con acompañante y guasacaca. Un café 2 mil bolívares.

El Dorado lleva su nombre por ser alguna vez el sueño de los españoles que buscaban ese famoso Dorado y que hoy en día es simplemente un pueblo minero al que nunca llegó Marcial La Fuente Estefania porque seguramente habría escrito muchas novelitas vaqueras.

No son 33 los jóvenes recluidos que apenas están en la fase inicial del juicio: Imputados pero que por la venia de Juez Primero de Control, hermano en Cristo, Carlos Oronoz, fueron enviados a la cárcel de El Dorado.

Por cierto para ingresar a El Dorado hay un puente por donde pasan sólo carros oficiales. Todos los demás deben ir al puerto de lanchas, curiaras con motor, para hacer la visita cuyos únicos días son viernes, sábado y domingo.

La carretera que lleva al puerto de lanchas es de tierra amarilla. El sitio donde está el puerto es chiquitito y difícil de transitar. Si no se tiene experiencia es muy fácil caer a las marrones aguas del Cuyuni.

Los padres de los muchachos no han podido verlos. Son 19, no 33; 11 de Ciudad Guayana, 7 de Ciudad Bolívar y 1 de Cumaná. Todos estudiantes.

El hermano Oronoz envió a esos muchachos a El Dorado, una cárcel  para delitos mayores donde se purgan condenas superiores a los 10 años; y ellos son apenas imputados.

El reglamento de internos establece que la primera visita será en un mes y aunque los estudiantes no han sido condenados, son simples imputados, a menos que alguien meta la mano, no verán a sus padres hasta dentro de un mes.

 

Rueda de prensa

Este jueves las madres de los jóvenes ofrecerán una rueda de prensa para exponer la situación. Están actuando judicialmente para lograr el cambio de sitio de reclusión y esperan hacer que la justicia, sea justa.

Varios de los muchachos ni siquiera estaban en la manifestación. Por lo menos hay dos casos comprobados. Uno estaba abriendo el quiosco de comida rápida en el estacionamiento detrás de la tienda Don Regalón en Alta Vista y el otro iba de pasajero en una camioneta junto a un compañero de clases dejando a una estudiante del salón de ellos.

La muchacha se bajó y cuando arrancaron por la zona de los centros comerciales, una comisión de la GNB vio el vehículo y dedujo: Dos jóvenes, son guarimberos, llévatelos.

Pareciera que por muchacho “capturado” les dieran un bono. A lo mejor es así y uno no lo sabe.

Y con esta peladera, culpa del imperio por cierto, cualquiera recoge muchachos.