Caracas.- El niño Yosanser Sierra de cinco años de edad falleció este lunes luego de que recibiera una fuerte descarga eléctrica en momentos en que transitaba junto a su padre por el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, en el estado Vargas.

Yoander Sierra, padre del pequeño relata que el pasado domingo salió con su hijo de cinco años y sus compadres a sacar dinero de un cajero automático ubicado en las instalaciones del aeropuerto, fueron caminando desde su residencia ubicada en los edificio Brisas de Maiquetía de la Misión Vivienda Venezuela ubicada en las cercanías del terminal internacional y no pudieron sacar dinero, por lo que se retiraban del lugar caminando.
“Íbamos por el estacionamiento pero allí hay unos problemas con las aceras, las hicieron muy pequeñas y no se puede caminar por ellas, o hay que sortear los postes, o se camina por la calle, yo iba por la calle y el niño por la acera, íbamos hablando, me acababa de decir que su padrino le había dado cinco billetes y yo le decía que le pidiera la bendición a su madrina, di unos pasos y el niño quedó atrás, de pronto mi compadre, que estaba detrás de nosotros me grita: El niño”.

“Cuando me volteé vi al niño como convulsionando, temblando y mi compadre corrió a agarrarlo, cuando lo tocó le dio un corrientazo que salió volando, yo también intenté agarrarlo y me pasó lo  mismo, luego pude despegarlo del poste eléctrico y me lo llevé al centro de salud más cercano, yo sentí que mi hijo se me murió en los brazos, pero cuando llegamos al hospitalito, allí lo resucitaron, bueno el niño pudo vivir un poco más porque murió el lunes”.

Sierra denuncia que cuando fue a la sede del Instituto Autónomo Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía (IAIM) a hacer la denuncia, nadie quiso atenderlo, “casi se burlaron de mí, me dijeron que les diera la denuncia por escrito, nadie quiso hablar conmigo, no les importó lo que acababa de pasar, claro que si fueron  a arreglar el poste, a corregir los cables, yo les reclamé que no podían hacer eso porque estaban alterando la evidencia de la muerte de mi hijo, pero no me prestaron atención”.

Agregó que no espera que le den un bolívar por la muerte de su hijo, “¿Qué voy a hacer con el dinero?, ¿acaso me van a devolver a mi hijo? Mi niño era un niño inteligente, sano, era un niño bueno y noble, yo lo que quiero es que se haga justicia, no puede ser que una persona muera y no haya responsables, hoy fue mi hijo, mañana puede ser cualquiera”.