Ciudad Guayana.- La desidia continua arropando al Cementerio Municipal de Chirica, donde una espesa cantidad de monte cubre todas las tumbas, desde la entrada hasta la parte trasera -a la que pocos se atreven ir.

Quienes laboran diariamente en el lugar, aseguran que las pocas limpiezas que realizan son por su cuenta, y que el equipo con el que cuentan no es suficiente para realizar el saneamiento completo del camposanto.

Las denuncias de robos de cuerpos, profanación de tumbas y deterioro de todo el Panteón, se mantienen a la orden del día. A la falta de limpieza se le suma la inseguridad que tampoco ha sido atacada.

De esta última, trabajadores que no quisieron ser identificados, aseguran que desde siempre los malandros han tomado el lugar como resguardo de sus fechorías, no dieron información sobre los delincuentes.

Deudos y trabajadores esperan que en los próximos días comiencen los operativos de desmalezamiento y ornato.

También exhortan a los organismos de seguridad a que instauren un punto de vigilancia permanente para que los parientes puedan visitar a sus difuntos sin temor a ser víctimas del hampa.