El Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas abrió averiguaciones contra cuatro presuntos  funcionarios de ese organismo detectivesco, a quienes se les atribuye la participación en el secuestro de Jonaski Alemparte, que fue interceptado el sábado en la tarde en un local de compra y venta de oro en Guarenas, estado Miranda.

 

Los individuos  se habrían bajado de un vehículo Mazda beige arena, modelo 3, placas AA131AF, y se identificaron como funcionarios del Cicpc. “Se acercaron  a la víctima y bajo amenaza de muerte lo obligaron a abordar el vehículo”, dijo la fuente.

Transcurrida media hora, usaron el teléfono celular de la víctima y contactaron a sus familiares “para pedirles la suma de 3.000 dólares americanos”, agregó el funcionario.

Familiares de Alemparte avisaron a las autoridades y se rastreó la llamada, que “permitió ubicar el vehículo en la dirección contra la delincuencia organizada dela PNB, en Maripérez”.

La fuente del Cicpc indicó que se reservan los nombres de los implicados,  por lineamientos de las autoridades adscritas a la dirección de investigación de delitos en la función pública y contra la corrupción.

Venganza. Eugenio Yerardo Fagúndez Hidalgo, de 27 años de edad, fue asesinado de un disparo en la cabeza el viernes en la mañana cuando se encontraba en una parada de taxis de la calle Comercio de Guatire, cerca de un banco.

“Sobre este hecho se maneja el móvil de la venganza”, reveló una fuente del eje de homicidios de Miranda.