El miércoles pasado se cumplieron los 45 días para inicio de la audiencia a  los estudiantes de la Ucab detenidos el pasado 15 de junio de este año durante una marcha por Alta Vista. De los 11, cuatro están enfermos de paludismo, dengue y neumonía.

Detrás de la cárcel de Guaiparo donde están recluidos hay una laguna debido a un bote de aguas blancas pero los funcionarios de Hidrobolívar no han podido resolver ese problema por lo que 370 presos comunes están expuestos a lo mismo si es que ya no están enfermos.

A ese problema hay que agregar que no hay tratamiento para enfrentar la enfermedad y lo poco que hay lo venden como cura contra el cáncer.

Por supuesto la gente hace lo que sea necesario para pagarlo pero  no es lo justo.

Los padres están muy mortificados porque el jueves la defensa introdujo un decaimiento de la medida de privativa de libertad con la intención de que el tribunal de la causa tome la decisión y los muchachos continúen en libertad todo el juicio.

Es la hora en que el tribunal no ha resuelto la situación y mientras tanto los muchachos se siguen enfermando.

Pero además mencionan que los 7 jóvenes de Los Mangos que obtuvieron la cautelar de libertad con fiadores y presentación, hace un mes entregaron todos los requisitos de los fiadores, y es la hora que en el tribunal no los han dejado marcharse a su casa a continuar el proceso por lo que se encuentran presos aunque tienen todos los requisitos completos para obtener la cautelar.

Los padres y representantes de los jóvenes estudiantes nuevamente hacen un llamado a las autoridades de los tribunales para que hagan cumplir la ley.