Un nuevo hecho violento registrado en el municipio Piar acabó con la vida de un adolescente y enluta a otra familia Bolivarense.

La víctima de este hecho fue identificado como Luis Ramos Torres, de 15 años.
El crimen sucedió en la calle principal del sector Villa Verde, parroquia Upata.
Al parecer, los verdugos de Ramos lo tenían precisado y cuando tuvieron la oportunidad no dudaron en ejecutar su plan –matarlo-.
Según las versiones, el joven se encontraba reunido en frente de su casa con unos allegados, disfrutando de la velada de un fin de semana como siempre.
Mientras las horas pasaban, no se imaginaba que ese sería su último respiro.
Avanzada la noche, un grupo de individuos portando armas de fuego llegaron hasta la residencia. Ante la mirada atónita de los presentes accionaron sus gatillos y le dieron más de tres tiros en diferentes partes del cuerpo.
Los homicidas al lograr su objetivo emprendieron la huida del sector sin dejar rastros.
Llamado de emergencia
De inmediato los testigos procedieron a auxiliarlo pero era demasiado tarde, por la gravedad de las heridas, Ramos falleció en el sitio.
Llamaron al servicio de emergencia 171 para notificar del hecho, estos posteriormente hicieron el llamado a los funcionarios de la Policía del estado Bolívar.
Una comisión adscrita al CCP Coviaguard se trasladó hasta el sitio, mientras arribaban los detectives del Cicpc para el levantamiento del cadáver.

Ajuste de cuentas
Aunque familiares desconocen las causas por la cual lo asesinaron, los funcionarios presumen un solo móvil: ajuste de cuentas. Sin embargo, indagarán en la vida del joven para saber si tenía alguna rencilla o si había recibido alguna amenaza. Rosangely Bruces/ Foto: Cortesía PEB