Tareck William Saab, fiscal electo por la ANC, ordenó meterle la lupa a la Fiscalía General en todos los estados para desmantelar la red de extorsión, que presuntamente dirigía Germán Ferrer, esposo de la Fiscal electa por la AN, Luisa Ortega Díaz.

En Bolívar ya se inició esa investigación y son muchos los jueces que van a terminar presos así como muchos los fiscales que entran en esas calificaciones.
En el caso de nuestro estado, muchos fiscales salieron de permiso, vacaciones, enfermedad, luego de la salida intempestiva de la ciudadana Ortega Díaz y es casi seguro que no regresarán.
La denuncia más reciente sobre extorsión la vivieron muchos familiares de los estudiantes presos a quienes se les cobraba en dólares, no en bolívares, moneda apetecida por uniformados, fiscales y jueces en el Palacio de la Injusticia, perdón de la Justicia de Ciudad Guayana y en Ciudad Bolívar.