Siempre que me refiero a hechos históricos, trato de explicarlos de la manera más sencilla posible, para que sean entendidos en todo su contexto, por lo tanto seré breve y específico para que lo manejemos mejor.

Aun siendo los soviéticos aliados de EE.UU y de Inglaterra, ya para 1943, sin culminar la Segunda Guerra Mundial, las diferencias se hicieron prácticamente inocultables, fue entonces cuando saltó a la palestra Joseph Raymond McCarthy, Senador por Wisconsin, quien inició una persecución implacable contra los comunistas en territorio norteamericano o sospechosos de serlo, al menos para McCarthy.

Cabe destacar que en 1940, se había promulgado en Estados Unidos, la denominada Ley de Registro de Extranjeros, la cual indicaba que debían inscribirse en unos registros especiales, todos los extranjeros residentes en ese país americanos o no, mayores de 14 años, declarando, entre otros datos, sus inclinaciones políticas.

Fue justamente en aplicación de esta ley, que McCarthy inicio una  persecución sin cuartel contra los comunistas, para erradicarlos del estado. Empleados públicos, profesionales, y hombres representativos de diversos ámbitos de la cultura, fueron objeto de sospecha y víctimas de la adjudicación de delitos de traición contra su país ya que según, constituían actividades contra la estabilidad del gobierno, por lo tanto y de este modo, fueron encarcelados muchos miembros del Partido Comunista.

Ya para 1953, McCarthy tuvo enfrentamientos con los militares, en cuyas fuerzas también intentó realizar una depuración, lo que causó malestar en el ámbito castrense y en el Ejecutivo de la época, la influencia de McCarthy subsistió hasta el 2 de diciembre de 1954, fecha en la que fue censurado por el Parlamento,  falleciendo en 1957; mucho de lo adelantado por McCarthy no pasó de ser una gran persecución, que causo mucho daño.

La historia siempre tiene mucho que enseñar, de allí que vuelvo a nuestra realidad; resulta muy triste y quizás hasta preocupante analizando la cosas bajo la lupa de lo expresado anteriormente, observar todos los días a personeros y voceros del actual mal gobierno Chavo/Madurista, en actitudes muy parecidas a las del fallecido Senador de los Estados Unidos, señalando y persiguiendo a quien les pasa por la cabeza.

Vemos por ejemplo que el Diputado Cabello en su programa, con carteleras a sus espalda, llena de fotos cual investigador del FBI, hace señalamientos de todo tipo, contra quien le dé la gana, sea político, empresario, estudiante, ama de casa, músico, enfermo, sano, no hace distinción al respecto; acusa al que más le guste y así genera matriz de opinión, porque muchas veces de allí no pasa, eso es lo que debe observarse.

Bien me decía un señor entrado en edad durante mis recorridos por el país, “Mire doctor, esa gente lo que dice y denuncia, es justamente lo que ellos hacen, porque son malvados”; yo ya he llegado definitivamente a la misma conclusión.

Por lo pronto pienso y es más, tengo la certeza, de que a muchos de los que hoy atacan, rechazan, maltratan y dañan la reputación de gente honesta, les llegara su momento, sea cual sea, pero les llegará y quedarán en la historia con sus actuaciones como una mancha, tal cual le ocurrió al famoso senador McCarthy, así de simple y sencillo.

Reinaldo J. Aguilera R.

@raguilera68/@pjcontrolelecto