Caracas.- El servicio que prestan las operadoras  telefónicas podría no evidenciar mejoras sustanciales para los usuarios, debido a que los ajustes de tarifas que entraron  en vigencia el primero de noviembre, no sufragan el costo de las actualizaciones tecnológicas que deben hacer en sus plataformas.

Esto, según lo aseguró  el presidente de la Cámara de Empresas de Servicios de Telecomunicaciones (Casetel), Ricardo Martínez.

De acuerdo con las nuevas tarifas  que se dieron a conocer al público, los planes de telefonía prepago y postpago de Movilnet oscilan entre 6.392 y 12.142 bolívares. En el caso de Movistar entre 12.000 y 30.000 bolívares, y Digitel oferta sus servicios a costos que se ubican entre los 12.000 y los 33.000 bolívares.

Martínez considera que éste es el comienzo del camino hacia la provisión de los recursos para garantizar redes de comunicación telefónica de calidad, mas aún no debe estimarse que con ello se solucionarán los problemas.

“Los ajustes se dieron dependiendo de las necesidades de cada empresa, y de acuerdo a lo establecido en conversaciones con el gobierno”, dijo en una programa transmitido por Fedecámaras Radio.

Insistió en que los mayores problemas que enfrentan es la falta de divisas para importar los equipos requeridos. EU