Buenos Aires.- El juez federal Claudio Bonadio dictó hoy el procesamiento con prisión preventiva de la ex presidenta argentina y senadora Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) por el supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado a la mutual judía AMIA perpetrado en 1994 en Buenos Aires.

Fernández de Kirchner juró hace pocos días como senadora de su frente peronista Unidad Ciudadana, por lo que el magistrado solicitó al Senado que le retire la inmunidad palarlamentaria que impide su arresto inmediato, señaló DPA.

Bonadio ordenó la prisión preventiva de la ex mandataria porque consideró que “puede entorpecer la causa”, indicaron fuentes judiciales a la agencia estatal Télam.  

En ese momento, afirmó padecer una “persecución política” cuyo objetivo es “atemorizar a los dirigentes de la oposición para hacerla callar en el Parlamento”.

La investigación se basa en la denuncia que presentó el fiscal Alberto Nisman en enero de 2015, cuatro días antes de morir de un disparo en la cabeza.  

El ex canciller Héctor Timerman quedó hoy bajo arresto domiciliario, al tiempo que fueron detenidos el ex secretario de Presidencia Carlos Zannini, uno de los más estrechos colaboradores de Fernandez de Kirchner; el ex dirigente “piquetero” Luis D’Elía y un ciudadano de origen libanés, informaron fuentes judiciales al diario La Nación. 

El delito de traición a la patria tiene una pena de entre 10 y 25 años o reclusión perpetua. 

El documento fue firmado en enero de 2013 en Etiopía por los entonces cancilleres de Argentina e Irán y, según la denuncia de Nisman, su objetivo habría sido dotar de impunidad a los iraníes acusados del ataque explosivo. El memorando no entró en vigencia porque nunca fue ratificado por el Parlamento de Irán y fue declarado inconstitucional en Argentina.

El fiscal Nisman fue hallado muerto con un disparo en la cabeza en el baño de su departamento en Buenos Aires cuatro días después de haber denunciado a Fernández de Kirchner, Timerman y otros dirigentes kirchneristas por encubrimiento.  

La denuncia fue rechazada y archivada meses después, pero fue reabierta a fines de 2016 tras la aparición hace un año de la grabación de una comunicación en la que el ex canciller kirchnerista reconoció a un directivo de la AMIA que el Gobierno que integraba conocía la presunta responsabilidad de Irán en el atentado.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, anticipó hoy que la Cámara alta debatirá la quita de fueros parlamentarios a Fernández de Kirchner.  

“Cuando entre el pedido de desafuero lo analizaremos con seriedad y responsabilidad. No se trata de hacer política partidista sino de que funcionen las instituciones bien. Ese es el cambio”, afirmó el legislador de la coalición oficialista Cambiemos en su cuenta de Twitter.

¿Desafuero?

Kirchner acaba de jurar como senadora, electa en las legislativas de octubre, y asumirá el 10 de diciembre.

Los fueros parlamentarios solo impiden una eventual detención pero no restringen el avance de causas judiciales ni procesamientos. 

“Ante el pedido de desafuero por causa AMIA corresponde estudiarlo con seriedad y fijar una posición no partidista sino isntitucional”, dijo a través de Twitter el presidente provisional del Senado, el oficialista Federico Pinedo, citó AFP.

El pedido deberá ser tratado por la Cámara Alta, donde requerirá para ser aprobado el apoyo de dos tercios de los presentes.

A partir del 10 de diciembre la alianza oficialista Cambiemos tendrá 25 bancas de un total de 72, mientras que el peronismo tendrá 32, pero sólo una decena de éstos responden directamente a Kirchner. 

Alberto Fernández, exjefe de Gabinete de Kirchner y actualmente crítico de la exmandataria consideró que el pacto “fue una decisión política absolutamente desafortunada, pero no sé cómo puede ser delito”.

“Si el pacto buscaba una comisión de la verdad y buscaba indagar a los acusados, no puedo entender cómo se estaba encubriendo. Además fue ratificado por el Congreso Nacional, todos los que votaron deben ser llamados como traidores a la patria. Es todo un disparate, esto no es un delito es una decisión política”, dijo Fernández a Radio Del Plata. EU