Fuentes policiales aseguraron que, el inspector del Cicpc acusado de haberle dado muerte a su esposa de un balazo en la cabeza, habría sido dejado en libertad.

Se trata de  Carlos Guerrero, y quien para el momento de los hechos, se  desempeñaba como jefe de investigaciones de la sub-delegación de Ciudad Guayana.

El suceso ocurrió luego de una acalorada discusión entre la pareja, en su residencia del sector Mini-Fincas, Puerto Ordaz, cuando el inspector, delante de sus hijos y al parecer bajo los efectos del alcohol,  desenfundó su arma de reglamento y le disparó a la víctima a la altura de la cabeza.

En una primera oportunidad sostuvo que, la mujer lo había desarmado para posteriormente dispararse a la cabeza, pero las investigaciones revelaron lo contrario.

Tras su presentación ante el Tribunal de Control, el juez dictó medida privativa de libertad por femicidio. SucesosdeGuayana.com