El ministro de Educación, Cultura y Deporte de España, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró que la presencia de la Roja en el Mundial no peligra y que elgGobierno ha actuado con arreglo a la ley y total transparencia, en lo relativo al proceso electoral de la Federación Española de Fútbol (RFEF).

“He leído lo que ustedes dan a conocer, una carta de la FIFA a la Federación Española de Fútbol, no al Consejo Superior de Deportes. En este tema el ministro de deportes ha actuado con arreglo a la ley y total transparencia. Ha puesto en conocimiento hechos y están tramitándose en estos momentos”, dijo.

Preguntado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, por el envío de una carta de la FIFA a la Federación en la que esta amenaza a España, con la exclusión del Mundial de Rusia por injerencia gubernamental, Méndez de Vigo dijo desconocer la misiva.

“Hablaremos con ellos tranquilamente. Tranquilidad absoluta. Yo se que a muchos españoles les importa. Nos importa la presencia en campeonatos, no peligra la presencia de España”, añadió.

La reacción de la FIFA se produjo después de que la Comisión Directiva del CSD suspendiera temporalmente durante un año a Ángel María Villar como presidente de la RFEF, por su presunta implicación en la Operación Soule que investiga la Audiencia Nacional. Esta acusa a Villar de posibles delitos de presunta administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.

Las elecciones a la presidencia federativas, en las que Villar fue reelegido el pasado 22 de mayo, podrían tener que repetirse si así lo dicta el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), órgano que admitió un recurso del presidente del CSD, José Ramón Lete, sobre presuntas irregularidades en el proceso, según los datos desvelados en el sumario de la Operación Soule.

El TAD está a la espera de que el Consejo de Estado emita un dictamen al respecto y la RFEF tramita la promoción de una moción de censura contra el presidente impulsada por Luis Rubiales, que en principio tiene previsto votarse el próximo 16 de enero. EN