Sin los debidos permisos sanitarios y estudios científicos requeridos, salió a la luz una técnica de radiofrecuencia que junto a la plata coloidal son usados para tratar el paludismo, lo cual no es más que otro método de estafa al pueblo, advirtió el presidente del Instituto de Salud Pública (ISP), Franklin Franchi.

“Sabemos que están usando un `método alternativo´ para abordar el paludismo, basado en las emisiones iónicas de un equipo de radiofrecuencia con una solución de plata coloidal que es suministrada al paciente, lo cual por no tener asidero científico provoca reacciones adversas, entre estas la coloración azul en la piel de por vida”, alertó.

Esta técnica, comentó el doctor, fue usada hace más de 10 años en el país Suriname y causó reacciones negativas principalmente en la piel de las personas, originando una tonalidad azul irreversible similar a la del Síndrome del Pitufo.

“Hago un llamado al colectivo para que no caiga en este tipo de métodos que, lejos de erradicar al parásito del plasmodium, pueden afectar gravemente el organismo. El único tratamiento es el avalado por el Ministerio de la Salud a nivel nacional, que dependiendo de la especie parasitaria consta de: cloroquina, arteméter / lumefantrina, primaquina, mefloquina artesunato,  artesum en ampollas y quinina en ampollas”, puntualizó.

Además de la venta ilegal del tratamiento que envía gratuitamente el Ministerio del Poder Popular para la Salud, otra de las estafas cometidas en esta área es la entrega de medicamentos que en realidad no son antimaláricos, sino otro tipo de pastillas con tonalidad o tamaño similar a la cloroquina y primaquina.

Los “bachaqueros de la salud” venden atorvastatina y sulfato ferroso por cloroquina y primaquina, lo cual no genera efecto alguno en la enfermedad y ocasiona la rápida complicación del paciente.

“Es necesario que estas personas sean denunciadas rápidamente, pero sobre todo, que el pueblo tome conciencia sobre los efectos negativos que podría ocasionarle tomar un tratamiento sin ningún tipo de aval científico o sanitario”, aclaró Franchi, al tiempo que informó los números para denunciar: 0285-6329313 / 6325956 / 6323592. Prensa ISP