Financieramente hablando, una acción especulativa se entiende como “la inversión que se realiza en activos que no garantiza la seguridad de retorno del activo adquirido ni tampoco asegura el beneficio esperado por la inversión realizada”; siendo esto así, vemos como en la actualidad, nos encontramos en una encrucijada económica que señala directamente a los especuladores, como los causantes de los grandes males que estamos sufriendo los venezolanos y las perversas consecuencias que tienen sobre el empleo, la adquisición de productos de primera necesidad y el crecimiento económico en general.

Por otra parte, para muchos ya es casi imposible que ocurra algo que no esté marcado por la mentira o el engaño de parte del mal gobierno actual y sus políticas en materia macroeconómica, que no han podido controlar nada de lo relacionado con la serie de abusos en lo que a control de precios se refiere y que tienen a todo el mundo deambulando por las calles en busca de alimentos u otro producto a un precio que sea digno de verdad, por no decir las colas interminables que muchos hacen a diario.

Ahora bien, en medio de las convulsionadas aguas de la política actual venezolana, debemos analizar las diversas situaciones existentes, por un lado están los ciudadanos comunes, los de a pie, los que trabajamos todos los días para lograr el sustento y en la otra acera aquellos que pretenden hacerse millonarios de la noche a la mañana.

No es posible que el precio por ejemplo de una bolsa de hielo común y corriente se haya prácticamente cuadruplicado en cuestión de 3 semanas, pasando de Bs 26.000,00 a Bs 96.000,00, es una cosa extremadamente loca, el hielo no es un producto de primera necesidad ni nada que se le parezca, ¿nadie controla eso? nos preguntamos.

Al señalar el caso anterior no queda duda, que la acción debiera ser ejercida por la autoridad competente léase SUNDEE, pero resulta que ésta solamente actúa en el terreno que le conviene o que es importante para algún accionar del mal gobierno, del resto ni se escucha y mucho menos se nota su presencia, esa es la realidad.

En cuanto a la capacidad de asombro, ya un alto porcentaje de venezolanos la hemos perdido, aquí puede pasar lo que sea que ya no es sorprendente, en algunos casos el abuso y atraco ocurre a mano desarmada, en cualquier comercio si le provoca al encargado ahora te cobran una alícuota si pagas con tarjeta de débito o crédito, cosa que es totalmente ilegal o los casos en los que te ofrecen un avance en efectivo a cambio del 10% o 20% por la transacción, esas son las cosas que suceden a diario y NADIE CONTROLA.

Ante la cruda realidad que se agrava con las horas, estupefactos sí quedan unos, al saber de la noticia de que unos “Señores” venían desde el año 2011 haciendo mega negocios y disfrutando de las bondades de la vida como ricos y famosos en Andorra España y toda Europa,  cuadrando comisiones a cambio de jugosos contratos con la estatal petrolera PDVSA.

Cosas como las compras en las que los caballeros Diego Salazar Carreño primo hermano del exjefe de PDVSA Rafael Ramírez, Nervis Villalobos y otros, gastaron 3 MILLONES de Euros en joyería; 2 MILLONES en obras de arte; 1 MILLÓN en vinos y 516.012 mil en alquiler de helicópteros, también 953.000 mil Euros en trajes hechos a la medida,  125.000 mil en caviar de beluga y jamón ibérico; son las que nos llevan a inferir que si éstos llevaron ese tren de vida, la de los demás debe ser inexplicable, por lo que con justa razón el país está en la ruina, no hay otra explicación.

En otro orden de ideas, capítulo aparte constituye lo relacionado con la sentencia dictada por un juez federal en los Estados Unidos, para con los “muchachos” Flores, que se quedó corta para las expectativas que tenían muchos, pero lo que hay que pensar es en lo que debe haber sucedido para que las penas fueran reducidas, sin lugar a dudas deben haber pactado con la fiscalía del distrito sur de Manhattan, proporcionando información que en algún momento las autoridades norteamericanas utilizarán, porque la trama de delitos relacionados con el narcotráfico es muy extensa y los sobrinos Flores son solo un pequeño eslabón en esa larga cadena, veremos.

Ante éste panorama, de verdad invitamos a la colectividad toda, a ver todo esto como una gran lección, debemos aprender de los gravísimos errores para no cometerlos más, se tiene que lograr la madurez política, social y cultural necesarias para poder enrumbar a Venezuela hacia un futuro mejor que el actual presente.

Finalmente y desde esta pequeña ventana, aprovecho para agradecer a todos ustedes mis lectores por la compañía en el trayecto y especialmente a quienes con la gentileza que los caracteriza publican mis columnas semanalmente, a todos un fuerte abrazo y aunque sea difícil tratemos de tener una Feliz Navidad!!! Así de simple y sencillo.

Reinaldo J. Aguilera R. / Coordinador Nacional Electoral Adjunto de Primero Justicia

En Twitter: @raguilera68 / @pjcontrolelecto