Al doctor Pablo Azuaje no le iban a robar el carro. Le iban a secuestrar a uno de sus hijos por eso trató de escapar del lugar y por eso los delincuentes, dos, el que iba conduciendo el Getz, color oscuro, y el que le disparó a Azuaje no hicieron mucho aspaviento ni gastaron mucha munición, pues no querían llamar la atención.

El médico anestesiólogo, junto a su esposa, la también anestesiólogo, Milagros Díaz y sus dos hijos, fueron interceptados el lunes en la noche cuando llegaban a su casa ubicada en la carrera La Habana, campo B de Ferrominera Orinoco. Venían de San Félix, de pasar un día familiar con la abuela de los niños.

La reconstrucción de los hechos de acuerdo a las declaraciones de los testigos, los dos adolescentes y la esposa, permiten inferir que el doctor Pablo Azuaje no iba a resistirse a entregar el vehículo cuando es interceptado por los delincuentes.

Esa conversación la habían tenido muchas veces en casa, ante los casos conocidos ocurridos a amigos y a familiares a quienes ya les habían robado el vehículo y sus pertenencias por lo tanto ese no fue el móvil ni la causa de la muerte del médico del Hospital Raúl Leoni, de Guaiparo.

Los sujetos querían llevarse a uno de los hijos, por eso el doctor Azuaje intenta escapar de los hampones, quienes ante el hecho heroico optaron por dispararle al médico.

Fue en el corazón con perforación de pulmón. Una sola bala. Aunque en la clínica Familia donde fue trasladado por un vecino, había seis médicos y todos hicieron el mayor esfuerzo por salvar al doctor, las heridas eran muy graves y murió en la mesa de operaciones.

Los pesquisas del Cicpc están casi seguros que quienes intentaban secuestrar al hijo del doctor Azuaje forman parte de una organización delictiva que se ocupa de “tomar el objetivo” y venderlo a fuerzas disidentes de la guerrilla colombiana que opera en el oeste del estado Bolívar en frontera con el estado Amazonas, dada la cercanía con Colombia.

Hasta ahora no hay muchos detalles oficiales, todo es extraoficial. Por eso aun no se tiene confirmación de que se ha recuperado el Getz donde se movilizaron los delincuentes pero todos debemos suponer que se está tras la búsqueda activa de los antisociales.