Los sacerdotes de ifá o babalawos -miembros del culto a Orunmila, deidad de la sabiduría y la adivinación en la religión Yoruba– presentaron las predicciones sobre Venezuela para este 2018, basadas en el signo Iká fefé.

Dos refranes destacan del signo: “Hay algo tapado que se puede descubrir” y “Lo que se hace con las manos se desbarata con los pies”.

En 2017 los representantes de la casa religiosa Ilé Ifá Ola señalaron que habría dificultades y letargo de acuerdo con las predicciones de la “letra” Irete Sukankola. Para este año la crisis venezolana se agudizará, aunque habrá cambios en los factores del poder, revelaciones de secretos de Estado y una gran rebelión popular producto de las necesidades del país.

“Lo que hemos vivido estos últimos años se va a acentuar un poquito más, desgraciadamente”, indicó awó Oyekún Batrupon, uno de los sacerdotes con mayor experiencia.

La emigración de venezolanos, que en los últimos 18 años se ha calculado en más de 2 millones de personas, también será importante en 2018. “El éxodo de venezolanos va a aumentar y ese éxodo nos va a marcar”, explicó el babalawo awó Oshedí.

“Cuando los miembros de las familias empiezan a dispersarse, el hogar se rompe. Tenemos casa pero no hogar”, comentó awó Oyekún Batrupon sobre quienes hayan salido del país.

Cambios

En los últimos meses ha habido protestas por la falta de alimentos y medicinas en Caracas y en los demás estados. También las fallas en la recolección de basura y en el surtido de bienes esenciales como el gas doméstico han sido razones para protestar.

Las irregularidades en el abastecimiento de pernil destacaron como una de las principales exigencias en las últimas semanas de 2017 y terminaron con el saldo de una persona fallecida.

Awó Ogbefún considera que para 2018 estos problemas continuarán y causarán más protestas en las calles: “Aquí viene la furia de la gente que está comiendo de la basura. Aquí se va a formar una revolución grande”.

Los cambios no solo se presentarían en la población, también en el seno del gobierno nacional. Incluso advierten sobre un intento de golpe de Estado.

“Aquí va a haber un general, apoyado por un fiel amigo, que es el pueblo, que buscará sublevarse para librar a Venezuela de esta situación”, señaló awó Ogbesá.

El sacerdote advirtió que en esta coyuntura ocurrirán “traiciones” de representantes del Ejecutivo nacional y que muchos de ellos huirán de la administración actual.

Awó Oshedí coincide con su compañero: “Aquí se van a descubrir muchísimas cosas y eso traerá conflictos”.  Desacuerdos y choques que se prolongarían. “Las parcelas no van a querer ceder sus posiciones”, explicó awó Oyekún Batrupon.

“No hay una orientación fija. No sabemos para dónde vamos (…) Este es un río que nos está llevando a todos”,  agregó el sacerdote.

Cuidarse es importante

Tras explicar la situación política y económica en el país, los sacerdotes de Ifá consideran que ser consciente y razonable frente a los problemas debe ser una prioridad.

“No dejen que el hambre los lleve a cometer errores por desesperaciones”, indicó sobre este punto awó Ogbesá.

Para awó Oshedí las personas deberán actuar con sinceridad: “Tendremos que decir las cosas que estamos sintiendo y las necesidades que estamos pasando”. Además, aseguró que la planificación será importante. “Hay que saber las metas que uno tiene. Si se hacen con mucho cuidado se puede llegar a bien”, detalló.

Preservar una salud adecuada es el segundo consejo para 2018. “Hay que cuidarse de los riñones y el páncreas”, destacó el babalawo awó Ogbesá.

La tarea de suministrar para sí o para otras personas un tratamiento será un reto, de acuerdo con las previsiones que interpreta awó Ogbefún.

Iká Fefé dice que el dinero no cura la enfermedad (…) Vamos a tener dinero pero no podremos comprar medicinas”, añadió.

Esta situación no se mantendría por tanto tiempo. “Esto no va a durar mucho señores. Pero hay que cuidarse, cuidar a las familias”, concluyó awó Ogbesá.*

*Solo se utilizaron los nombres de las fuentes asociados a su religión a petición de ellos. EN