A pesar de que el gobierno insiste en mantener una campaña de que todo está bien y de que en Venezuela y de forma específica en Bolívar no hay problemas, en las terminales de pasajeros de Ciudad Guayana se pudo constatar que en estos carnavales viajó poca gente.

Las razones fueron el costo de los pasajes y la falta de efectivo y es que Venezuela es el único país del mundo donde sin efectivo la hiperinflación hace estragos.

Pero además de la queja de los pasajeros, los transportistas denunciaron fundamentalmente que no hay efectivo para pagar el pasaje y pocas líneas cuentan con punto para pagar, por lo que conseguir una pasaje se ha convertido en un viacrucis.

Concluyen señalando que la situación del país es el elemento principal para que las personas no viajaran en esta oportunidad.