Ángel Osuna, candidato a la secretaria general del sindicato de trabajadores de Ferrominera Orinoco en Puerto Ordaz (Sintraferrominera), dijo sentirse muy preocupado por el destino de muchos hijos de trabajadores de FMO, ya que aun no han podido realizar las inscripciones respectivas, en las distintas instituciones de la zona.

Uno de los principales motivos es el aumento desmedido de las mensualidades, una problemática que Osuna ha manifestado en distintas oportunidades a la empresa, sin que todavía hayan recibido respuesta alguna.

El representante del Movimiento Independiente Laboral Ferrominero (MILF), responsabiliza al sindicato actual, como también a la empresa, ya que ha medida que la nómina de la empresa fue creciendo, debieron tomar las medidas necesarias para evitar esta problemática que hoy día afecta de manera directa a un gran número de trabajadores de FMO, preocupados porque sus hijos puedan perder el año escolar, agregó.

Osuna hizo un llamado al presidente de la empresa Isaías Suárez Chourio, para que se aboque de manera inmediata a la solución de esta problemática, y propone, como ya lo ha hecho en otras oportunidades, que la empresa cancele el cien por ciento del aporte educativo de los hijos de los trabajadores de FMO, para que puedan continuar estudiando en los diversos planteles educativos privados, y así descongestionar los respectivos colegios pertenecientes a la empresa, porque ya están cansados de seguir siendo las cenicientas de las empresas de Guayana en este sentido.
Por años la mayoría de las empresas adscritas a la CVG, pagan los estudios a los hijos de los trabajadores, a excepción de FMO.

AUMENTOS YA

Osuna aprovechó la oportunidad para exigir a la empresa que cumpla con todos los aumentos decretados por el ejecutivo nacional, el aumento necesario del cheque abasto, y el pago de la cesta ticket como debe ser, ya que hasta el momento se han hecho la “vista gorda” con este cumplimiento.

Finalmente el candidato del MILF hace un llamado a todos los movimientos sindicales a unirse, y poder concretar los diferentes beneficios estipulados en sus contratos colectivos, para mejorar la calidad de vida, tan venida a menos por el encarecimiento de la vida, y la desvalorización de la moneda, concluyó. (Prensa Milf)