El secretario general de Sintraferrominera, Rubén González, en asamblea esta mañana en el portón de Ferrominera Orinoco anunció la suspensión del paro que desde hace 20 días sufría la empresa como medida de presión laboral para lograr un bono de 300 mil bolívares; la reconsideración de la hoja de cálculo y además porque la Central Obrera de Guayana, además de anunciar una mesa de trabajo para escuchar a los “compañeros ferromineros”, como dijera Pedro Perales, dijo que no permitirán el despido de ningún trabajador, no importa lo que haya hecho.
Así pues terminaron en el Psuv sindical admitiendo que el hermano Rubén González tenía razón en sus reclamos, por lo tanto ya deben estar operativas todas las áreas de la explotadora de mineral.
De todos modos, aun no estaba en riesgo la producción porque Sidor que es el cliente local más importante por el consumo de mineral podía ser atendido hasta finales de diciembre, pues en los patios había mineral para 20 días.

Noticia en desarrollo