Con una amplia oferta gastronómica Soya se ha convertido  en un referente de la comida asiática. Este restaurante, ubicado en el Centro Comercial Altamira Village, tiene una propuesta innovadora en el que cada plato exhalta el sabor nipón de las comidas propias de esas tierras sin dejar de lado la originalidad y las preferencias del comensal local.

El menú esta compuesto por más de cien platos. Las entradas cuentan con las típicas croquetas de salmón, cangrejo, gyozas, entre otras. Destaca la pizza sushi con una fresca base de arroz crujiente con salsa dinamita y lonjas de salmón y aguacate por encima.

Las entradas son solo el abreboca a lo que es una experiencia Soya donde los platos parecen obras de artes debido a la posición de los ingredientes que lo componen y los llamativos colores que presentan.

Bernardo Bermúdez, gerente general del restaurante, explica que Soya cuenta con un equipo de casi diez cocineros que se esmeran en preparar cada uno de los platos que se ofrecen en el local.

Explica que cada uno se prepara con los mejores ingredientes del mercado y que en muchos casos, como el salmón y otros tipos de pescados, éstos son frescos e importados.

Entre las especialidades destacan los kushi (pinchos de carne, langostinos o pollo), los temakis (conos rellenos con pescado y arroz), los teppan yaki (platos calientes con proteínas salteadas, sashimis y por supuesto los roles que son las estrellas del menú.
Hay más de 50 clases de roles para elegir, algunos con nombres tan divertidos como Bob Marley que viene relleno con langostinos, atún, salmón, cebollín, tope de aguacate, gratinado de anguila y mostaza con salsa de anguila; el Pop Roll con soy paper, arroz, queso crema y dinamita, aderezado con salsa de anguila. O el Soya Roll, la estrella de sus roles, que no lleva arroz, relleno de soy paper, lluvia de tempura, aguacate, cebollín y salmón, aderezado con salsa dragón y anguila, todo una sensación al probarlo.

Asimismo Soya se acomoda a las preferencias del comensal, si se indica que se es vegetariano o no se comen mariscos tienen platos para éstos regímenes alimentarios.

En cuanto a los postres ofrecen los tradicionales que se encuentran en un menú asiático como el Banana Crunch o el Helado Frito, así como los de occidente en este caso el brownie con helado.

La oferta en bebidas también es amplia. Desde jugos naturales, refrescos,  hasta cocteles de intrincados sabores se pueden degustar en este rincón capitalino donde también destaca la esmerada atención de su personal.

ccontreras@eluniversal.com/EU