Bahameños huyen ante aumento de muertos por Dorian

0
106

El Universal.-Marsh Harbour, Bahamas.- Bahameños que lo perdieron todo tras el paso del devastador huracán Dorian se apresuraban este sábado a escapar de las islas más afectadas, después de que la tormenta dejara al menos 43 muertos en el archipiélago, una cifra que las autoridades esperan aumente «significativamente».

Más de 260 habitantes de las islas Ábaco, las más golpeadas en Bahamas, llegaron a la capital Nassau tras un viaje de siete horas en un ferry fletado por el gobierno. Estaba prevista la llegada de otro ferry durante la noche, informó AFP.

Los residentes describieron las condiciones brutales que enfrentan los que aún están en las islas. Relataron que el olor de los cuerpos aún por recuperar, junto con los montones de basura que se acumulaban rápidamente, era opresivo y antihigiénico.

Diane Forbes, que no ha tenido noticias de sus dos hijos desde el martes, esperaba encontrarlos entre unos 200 evacuados que se refugiaban la noche del viernes en un gimnasio en Nassau, que se salvó de la furia del huracán. «Dijeron que tenían hambre, y el olor a cuerpos, muertos, realmente comenzó a afectarlos», dijo.

Uno de sus hijos estaba en Marsh Harbour en las Ábaco con su novia y la madre de ésta. «No sé si vive o no».

 

En Freeport, miles de personas, algunas aún desorientadas por los eventos de la semana, hacían fila en el puerto con la esperanza de abordar un barco de la línea de cruceros Paradise de Bahamas que ofrece pasajes gratuitos a Florida.

El primer ministro Hubert Minnis confirmó la cifra de 43 fallecidos, precisando que 35 murieron en las islas Ábaco y otros ocho en Gran Bahama tras la monstruosa tormenta.

«Es catastrófico y devastador», dijo Minnis en un comunicado la noche del viernes citado por el diario The Tribune.

Con muchos desaparecidos, «se espera que este número aumente de manera significativa», advirtió su portavoz Erica Wells Cox, en la cadena estadounidense NBC.

El ministro de Salud, Duane Sands, había dicho que la eventual cifra final de muertos será «impactante».

«Cientos y hasta miles de personas, literalmente, están desaparecidas aún», dijo a CNN Joy Jibrilu, director general del Ministerio para el Turismo y la Aviación de Bahamas.

Miles de personas estaban sin hogar en Gran Bahama y Ábaco y muchos expresaban su frustración con la lentitud de la ayuda.

«No hay estaciones de combustible, no hay almacenes de comida, mi trabajo no existe», dijo Melanie Lowe de Marsh Harbour, cuya casa estaba parcialmente destruida. Antes de ser evacuados a Nassau, «estábamos 16 personas en una habitación de tres».

Según la ONU, más de 70.000 personas, prácticamente toda la población de Gran Bahama y Ábaco, necesitan ayuda luego de que la tormenta arrasara con sus hogares y trastornara sus vidas.

La Guardia Costera de Estados Unidos y organizaciones privadas han trasladado a habitantes de Ábaco y otras islas a Nassau. El esfuerzo internacional, que también incluye la Marina Real británica y varias ONGs, ha sido dificultado por las inundaciones en las pistas de aeropuertos, destrozos en los muelles y problemas en las comunicaciones.

Algunos habitantes de Bahamas desplazados por la tormenta dormían en carpas instaladas en el aeropuerto de Nassau, no muy lejos de donde los aviones aterrizaban y despegaban.