En Absoluto/ Entrelíneas

0
303

La ineptitud política que ha manifestado la dirigencia opositora antes del 20 de Mayo del 2018 y después de la fecha, ya no sorprende a nadie, aquí entrelineas.

Se quedaron sin cartuchos, todos se han quemado, desde Ledezma, Borges, Florido, Guevara, Leopoldo, Capriles, María Corina, Borges, Ramos Allup, Barboza, entre otros, pasaron al basurero de la historia política por sus acciones que además, solo han dejado un destello necrótico en el país.

Antes del 20 de mayo de 2018, estos dirigentes pedían y aullaban a diario que se adelantaran las elecciones presidenciales, se les acepto la petición y una vez materializado, en una actitud típica de ellos y siempre a espaldas del pueblo, un ala llamo al abstencionismo, quienes creemos en la democracia participativa, salimos a votar, a ejercer nuestro legítimo derecho, ganamos y automáticamente les dan la instrucción de desconocer el proceso electoral y seguir atacando al árbitro y tildar al presidente electo, de usurpador, tamaña grosería.

No olvidemos que históricamente, los gobiernos progresistas y las revoluciones han sido víctimas de fuertes arremetidas, nosotros no seriamos la excepción y menos con un líder de la talla de Hugo Chávez.

Luego de ese 20 de mayo, coercitivamente se agudizaron las sanciones y en consecuencia la situación económica del pueblo venezolano, junto al tema transporte, alimentario y de adquisición de medicamentos comenzó a desesperar a la gente, al punto que migrar se hizo una salida urgente y la oposición loqueando, meando fuera de perol, celebrando, exigiendo más sanciones, mayor arremetida y augurando muerte a los chavistas sin medir las consecuencias, llegaron a niveles enfermizos.

Aparece el espurio y timorato Guaido y se pone peor, solo buscaba liberar a Leopoldo y meterse unos realitos, ya  lo hemos dicho, una oposición sin proyecto de país y con un odio recalcitrante. He ahí donde uno se pregunta ¿para qué quieren ser gobierno?

A mi juicio, la oposición venezolana no está preparada para gobernar, en un supuesto negado, que les tocara dirigir, este país les quedaría grande, no sabrían que hacer con los más de tres millones de pensionados, no podrían borrar el legado de Hugo Chávez, no podrían someter a este pueblo más nunca y el costo de lo que nos han hecho pasar, seria incalculable. No aguantarían 6 meses!

La respuesta al injerencismo y sus servidores del pasado en copa nueva como canta Silvio, tiene que ser contundente; rectificación y reimpulso, planificación y gerencia en la producción de petróleo, en las empresas básicas y en lo agrícola, eso si, con los trabajadores, orden y progreso, contraofensiva revolucionaria y movilización permanente desde la militancia del PSUV como el partido más grande de América que hoy acompaña al Gobierno, estamos condenados a sumar a quienes quieran, los que estén cansados, que se vayan a descansar y los improvisados que no estorben, que nosotros venceremos.

A LO INTERNO: En Política, los errores se pagan caro. Mosca.

Horacio Alarcón Basabe