Por desnutrición mueren 17 indígenas de las etnias warao, Yekuana y Yanomami

0
395
Foto referencial

Prensa Kape Kape.-Precarias condiciones de salud, falta de prevención y atención oportuna atentan contra la vida de los indígenas amazonenses.

En medio de este sombrío panorama el equipo de Kapé Kapé conoció sobre el fallecimiento de 3 indígenas, quienes perdieron la vida mientras recibían asistencia médica en el hospital José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho.

Dos de los casos corresponden a niños habitantes del municipio Manapiare. El primero se trata de Baudilio Jiménez, de 1 años de edad, indígena del pueblo Ye’kuana proveniente de la comunidad Cacuri, de quien pudimos constatar su evidente estado de desnutrición agravada. Según testimonio de su madre, pesaba aproximadamente 5 kilos.

El otro caso es de un niño de 2 meses de edad de nombre Sarmiento López, también del pueblo Ye’kuana.

De igual manera falleció el adolescente Isnardo Joel Rivas Hurtado, de 16 años de edad, quien presentó como causa de su deceso bronconeumonía purulenta,  él pertenecía al pueblo Jivi y era habitante de Puerto Ayacucho.

En el caso del municipio Manapiare al no contar sus habitantes con un sistema de promoción, prevención y asistencia en sus propios territorios, se les dificulta atender oportunamente cualquier situación de salud, quedando expuestos a enfermedades diversas por la falta de médicos en sus ambulatorios, medicinas y equipamiento necesarios para recibir atención médica.

Recientemente fuentes del Servicio de Asistencia y Orientación al Indígena-SAOI, le confirmaron al equipo de Kapé Kapé que en el séptimo mes del año 2019 fallecieron 11 niños en el hospital de Puerto Ayacucho, por diversas causas, siendo la desnutrición la de mayor registro.

Indígena yanomami muere por tuberculosis

La víctima de este caso es Carlito López Bastidas, de 24 años de edad, indígena del pueblo yanomami y habitante de la Comunidad Cejal, parroquia Huachamacare, municipio Alto Orinoco, estado Amazonas, quien falleció luego de estar varios días internado en el hospital José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho.

Según los datos aportados a Kapé Kapé por Luisa Carroay y otros de sus familiares, López Bastidas falleció por desnutrición asociada a enfermedades como anemia crónica y tuberculosis pulmonar. Vale destacar que algunos de los efectos de esta última enfermedad son pérdida de peso y falta de apetito.

El fallecimiento de este indígena yanomami de 24 años de edad obedece a lo avanzado de su enfermedad, ante la recurrente falla en la aplicación de alguna vacuna preventiva parcial, en lo tardío del diagnóstico médico y en su traslado retrasado a Puerto Ayacucho para recibir tratamiento médico.

Según el doctor José Félix Oleta, especialista en medicina interna con casi 50 años de experiencia, en Amazonas la «tuberculosis representa una seria amenaza a la salud de la población yanomami.

Esta ha sido diagnosticada en la población yanomami brasilera y venezolana, con tasas de prevalencia que oscila entre 4,5% y 6,4%; una tasa más de cien veces superior a la reportada en el país».

En su último trabajo, relacionado con la reaparición de esta enfermedad en nuestro país y  publicado en diciembre de 2018, señala que «la tuberculosis se ha detectado en población yanomami acompañada de malnutrición, y con formas clínicas diseminadas, tanto en la frontera norte de la reserva de biósfera ubicada en las márgenes del caño Casiquiare, como en la frontera sur con Brasil (Serranía de Parima)».

De acuerdo con el doctor Oleta, las poblaciones yanomami del caño Casiquiare afectadas por tuberculosis, con una elevada tasa de incidencia (30,9 por mil), se observó además una desnutrición actual en 75% de los niños menores de un año y en el 13,8% de los preescolares.

Señala además en su estudio que los indicadores de logro del Programa Integrado de Control de Tuberculosis y el CAICET, diagnosticar precozmente los brotes descritos y hacer un seguimiento a los pacientes tratados han mejorado un poco pero que aun así la tuberculosis sigue siendo una seria amenaza a la salud de la población yanomami.

Mueren dos bebes warao por desnutrición

Daidelis Wira de 8 meses de nacida, falleció luego de luchar cinco días junto a su madre contra los síntomas diarreicos, fiebre y vómito además de desnutrición, patologías que presentaba cuando fue internada en el Materno Infantil de Tucupita.

La niña que pertenecía al sector La Ceibita, municipio Tucupita del estado Delta Amacuro; fue traslada por su madre hasta este centro de atención debido a que el ambulatorio de su localidad  carece de médicos y fármacos para atender a los convalecientes.

Dairelis Wira, madre de la fallecida, relató entre lágrimas que hubo un retraso de días para entregar el cuerpo de la niña debido a que no fue presentada ante la oficina del registro civil, y por la falta de los papeles su cuerpo no podía ser entregado.

La desnutrición en una de las consecuencias de la hambruna que atraviesa al menos el 30% de los niños y niñas waraos, con énfasis en el municipio Antonio Díaz, condición que los deja con defensas bajas frente a enfermedades.

Otro caso similar fue el que vivió una madre en la comunidad de Araguaimujo, ubicada a unas tres horas vía fluvial en el municipio Antonio Díaz de Delta Amacuro.

El pasado miércoles 7 de agosto, un niño de apenas 9 meses de nacido falleció por complicaciones de una fuerte diarrea que acabó con su vida.

De acuerdo a las declaraciones de los mismos habitantes, de no faltar medicamentos y doctores en el ambulatorio de la localidad, el infante aún seguiría con vida.