14 años de la muerte del Diamante de redondel Silverio Pérez

0
109

(CNP-19208).-Silverio Pérez nació el 20 noviembre de 1915 en Pentecostés, municipio de Texcoco, ubicado en el Estado de México.

Estuvo  junto a sus padres  en el Distrito Federal; allí le iba muy bien hasta que el padre Alberto Pérez  sufre un accidente de tránsito donde pierde la vida cuando apena Silverio tenía siete años de edad.

Comienza una vida dura para la familia Pérez. Su madre Concepción Gutiérrez fallece en el periodo 1929, en plena adolescencia cuando contaba con 14 años de edad.

Silverio Pérez, decidió ser un torero, a consecuencia de la muerte de su hermano Carmelo Pérez quien era torero y sufrió un grave percance al recibir cinco cornadas por el toro “Michin”.

En vista de su gravedad se fue a España a operarse, pero no  pudo superar la delicada intervención quirúrgica y fallece prematuramente a los 22 años de edad, en Madrid, España.

Su inicio no fue fácil

En medio de un luto familiar, vende el carro que era de su hermano Carmelo Pérez.

Con ese dinero compró un camión para transportar los toros a las diferentes plazas monumentales, lo que permitió conocer más de lidias y ferias para empezar a torear.

La muerte de su hermano fue un acontecimiento nacional; le abrió muchas puertas para comenzar por primera vez a torear. La esencia espontanea, tan natural con dedicación y amor, tenía una base tan impresionante que no con todos los toros podían acoplarse; era banderín de su toreo en sentimiento.

En 1935, efectuó con una destacada gira novillero por toda España.

Inició como torero el 6  de Noviembre de1938 en Puebla, de la mano de un gran amigo de nombre Armillita Chico a quien  lo unió gran amistad al igual que con Manolete.

Manuel Rodríguez le confirmó su dilema en México. Luego para el 17 de febrero de 1946, alcanzó a cortar el primer rabo en la histórica  plaza de México, y en la segunda corrida sería la inaugural con  el toro “Barba Azul” de Torrecilla.

Fue un interesante mano a mano entre otras que tuvo el torero. El 1de marzo de periodo 1953 se retiró en la Plaza de México. Tras su clausura y con muchas ganas de salir adelante a trabajar por su familia; regresó a barrio Pentecostés, allí se dio cuenta el poco progreso que tenía su tierra.

Cargos políticos

Para el periodo 1951 Comienza a trabajar como Síndico procurador de Texcoco. Luego pasa ser Presidente de la junta de mejoras Materia del Municipio en ese tiempo se ocupa de carreteras y avenidas de México.

Al ver tanta desidia, en su municipio donde él nació, un candidato a gobernador por el Estado de México lo invita a trabajar juntos en la política.

Para este torero recién retirado, era un reto comenzar a trabajar como presidente municipal.

En enero del 1958; se destaca por la reconstrucción del palacio municipal, progresos en escuelas, carreteras, hospitales, el acceso al agua potable, excelentes urbanismo al mismo tiempo la compra de ejidos para realizar cancha deportivo.

Al punto que pasó ser diputado federal cargo que no disfrutó mucho por no contar con el recurso para seguir mejorando las obras para Texcoco.

Es nombrado Coordinador de Desarrollo Agrícola y Ganadero del estado de México. Del lapso 1967 a 1969 fue Presidente Municipal. Silverio Pérez logró grandes anhelos en la política.

Su muerte

El 2 de septiembre del año 2006 falleció este grandioso torero en un Barrio de Texcoco  que se llama Pentecostés.

La casa lleva el nombre de finca Silvita en honor a su hija Silvia. Murió tras una neumonía complicada de una insuficiencia renal.

Una figura de la tauromaquia, importante representación en el municipio nació y murió trabajando por las mejoras de su tierra natal; Texcoco.

Un pasodoble

¿Cómo olvidar este pasodoble, que bailé con mi padre, mi abuelo y  hermanos en mis 15 años?

Un pasodoble del compositor Agustín Lara, letra Silverio Pérez. Después de verlo actuar el 31 de enero de 1943 le arregló este pasodoble.

Ha sido interpretado por varios artistas como Ramón Vargas, Javier Solis, Pepe Aguilar, Ana Gabriel, Alejandro Fernández, Orquesta Guayacán.

Letra de Silverio Pérez dice:”Mirando torear a Silverio /me ha salido de muy hondo/lo gitano de un cantar. /con la garganta sequita/muy sequita la garganta/será de tanto gritar. /Silverio, Silverio Pérez/Diamante de redondel /tormento de las mujeres/ a ver quién puede con él. /Silverio torero estrella /el príncipe milagros de la fiestas más bella/Carmelo que está en el cielo se asoma al verte torear. /Monarca del trincherazo, /torero, torerazo, azteca y español/Silverio cuando toreas/no cambio ni por un trono/mi barrera de sol.”

 

Suscribete a nuestras redes Instagram y Facebook.