Robert Alvarado (@robertveraz)

-¿Qué hará usted si el gobierno termina por estatizar la empresa? Y su respuesta fue -Montaría de inmediato una fábrica de velas. Oscar Machado Zuloaga ex-presidente de La Electricidad de Caracas.

Sacando una de esas guías políticas que debe usar todo buen gobernante, pero que pareciera ser usada más por los malos dignatarios, tal como el libro “El Príncipe” de Nicolás Maquiavelo, que todos deberíamos conocer, en especial los que se precien de ser políticos, pues hace referencia a que la imagen de “El Príncipe” dependerá en un 100% de la imagen de sus ministros.

Traigo esto a colación porque veo con profunda preocupación cómo este régimen en la empresa que nos da la energía eléctrica que se atribuye cambios profundos, día a día es penetrado, invadido y/o saqueado por personajes que distan muchísimo de ser verdaderos revolucionarios, como lo pregonaba el comandante Chávez a sus seguidores para que fuesen hombres probos, de buena fe, llenos de ímpetu por hacer las cosas bien ¡qué va!, ¡nada de eso hay en la viña de Maduro!

Para los ministros, así como todos los funcionarios públicos, la máxima para dejar “i que” bien parado a su jefe, es hacer lo malo, pero bien, a la perfección, y los premian por ello.

Particularmente, decisiones, pronunciamientos o sentencias dan cuenta de lo mal que se hacen las cosas los funcionarios públicos, entre mayores sean las transgresiones al cuerpo normativo del país la complacencia de “El Príncipe” se hace ostensible, aunque lo apropiado en nuestro caso es hablar de dictador, y la premiación no se hace esperar, en su mayoría de los altos funcionarios están ahí porque cometieron faltas graves a la administración de justicia, nombrarlos nos ocuparía mucho espacio, basta con señalar uno caso conmovedor, dramático y patético en la empresa que nos da la energía eléctrica.

El origen de los constantes apagones y racionamiento de energía eléctrica producto de la corrupción de Corpoelec en el estado Aragua que tal vez no lo sabrá el Ing. José Luis Betancourt presidente de esa empresa, pero es a viva voz de la gente de Maracay de esos guisos verdes energéticos.

Por la verdad fue crucificado Jesucristo y como dejó ejemplo Hugo Chávez  y que ninguno de ellos va a reconocer los errores de la revolución  cuando Chávez botó y despilfarro los recursos eléctricos de Venezuela cuando entre otros muchos desmanes  le regaló una planta eléctrica a Cuba en 2001, (https://www.youtube.com/watch?v=UFKImoGbFmk)   cuando no había problemas eléctricos en la Habana.

Se generó una crisis eléctrica que  se comenzó a colapsar a comienzos de los años 2008 y que hoy estamos padeciendo que se ha extrapolado de corrupción a quienes maneja la empresa eléctrica venezolana.

El asunto consiste que el Ingeniero Fernando Soto, Gerente Nacional del “Despacho de Cargas”,  ubicado en Caracas, departamento encargado  distribuir a cada estado del país la energía eléctrica o amperaje que le corresponde, le ordena a todos los jefes de los Centros de Operaciones y Distribución del país cuando tienen que racionar energía por razones de emergencia y la cantidad de MWA, tienen que racionar por estado y esa cantidad de energía se debe dividir  en partes iguales  entre todos los circuitos que tiene cada estado y, esta división de energía es lo que determina el número de horas (generalmente entre tres o cuatro horas) que debe sufrir la población por racionamiento de luz diariamente.

Como me comenta Cicerón sobre el caso de Aragua, esta distribución de energía se ha convertido en una mina de oro para los Gerentes de Aragua que administran la empresa del Estado Corpoelec.

El Ing. Fernando Marrugo, jefe del Centro de Operaciones y Distribución de Aragua, es quien divide la carga que le asigna Caracas (Despacho de Cargas), en circuitos que pertenecen a barrios, urbanizaciones y comunidades en general.

Y el negocio radica precisamente en esta distribución de energía eléctrica  que da para varias operaciones ilegales. 

En el caso de los circuitos, conocidos como las minas de oro del Ingeniero Marrugo, se encuentra, los circuitos industriales y comerciales, circuitos que alimentan a las cadenas de los grandes supermercados Luxos, empresa Remavenca, Minerías (kriptomonedas como Breinkon) y centros comerciales.

El Ing. Marrugo, presuntamente hizo un acuerdo, con estas empresas de no interrumpirles el servicio durante las jornadas de racionamiento, a cambio del pago de una tarifa que le asignó a cada una de esas empresas entre mil y dos mil dólares  mensual y negocia también, con las empresas o centro comerciales, que requieren el permiso de suspensión de la electricidad para efectuar alguna reparación o mantenimiento de maquinarias y equipos,  y estos permisos no los otorga si no se bajan de la mula con miles de lechugas verdes. 

Igual sucede con las empresas o centros comerciales que por primera vez requieren de la prestación del servicio de corpoelec para la conexión eléctrica, si no pagas no hay conexión.

Lo grave del asunto es que estos dólares pechados por el Ing. Marrugo, jamás entra a las arcas de la empresa Corpoelec, donde él es el Jefe del Centro de Operaciones de Distribución en el estado Aragua.

En Aragua, los responsables de la empresa del Estado Copoelec, inventan facturas fantasma por montos de cinco mil a seis mil dólares por deudas y que atrasadas a empresas que tienen años 5 o más años fuera de operaciones, cuando los propietarios asisten a reclamar el elevado monto de esas facturas los envían a una oficina especial llamada de “Negociaciones” donde allí les informarán por que deben esas cantidades de dólares por consumo eléctrico atrasado.

Para poder efectuar estos cobros ilegales, un trío conformado por el General (GN) Jhonnatan Durán, Gerente Territorial Corpoelec Aragua, el Ing. Alejandro Sánchez, Gerente de Distribución Aragua y el Lic Eduardo Piñero (yerno del General Durán),  Gerente de Comercialización Aragua, instalaron una oficina  “de negociación” en el edificio Torre Sindoni en Maracay.

A esa oficina solamente tienen acceso el Lic. Eduardo Piñero y la Srta. Indira, únicas personas autorizadas para ingresar, reunirse y tratar con los empresarios y todas las personas que presentan facturas atrasadas según corpoelec, elevadísimas en dólares.

Las víctimas asisten a la oficina de “Negociación” y exponen  asombrados que es imposible que su empresa o negocio consuma tanta energía si está paralizada desde hace cinco o seis años, y que apenas cuentan con unos pocos bombillos para la vigilancia necesaria para evitar que desmanteles las empresas o negocios, y que esos bombillos no llegan a consumir ni siquiera 10 $ mensual.

El Lic. Eduardo Piñero en presencia de la Srta Indira, les responde  “… tienes que pagar, si no lo haces nosotros corpoelec procederemos a desconectarte del servicio eléctrico y también a desmantelar todas las instalaciones, retirando los transformadores, medidores, acometidas y cables, si esto te ocurre  cuando vayas a necesitar nuevamente los servicios de Corpoelec, te va a salir mucho más costoso, instalar nuevamente el servicio te costará entre 15 y 20 mil dólares, así que paga y sales ganando …”. 

Y las víctimas que entienden claramente el mensaje de extorsión, no les queda más remedio que pagar, a que se pierdan sus instalaciones.

Estos ilegales cobros generan miles y miles de dólares  mensual y  no  ingresa ni un dólar a las arcas de la empresa del Estado Corpoelec Aragua.

Todos los dólares recaudados  los administra el  Lic. Eduardo Piñero, Gerente Comercial de grandes usuarios, lo que le permite utilizar estos mecanismos para obtener jugosas ganancias en lechugas verdes, lo que comparte con su suegro El General (GN) Jhonnatan Durán (Gerente Territorial de Aragua) y el Ingeniero Alejandro Sánchez (Gerente de Distribución Aragua), y a su vez el Lic Piñero, es el albacea de ambos.

A estos males que sufren los aragüeños con esos guisos verdes en Corpoelec se le suman los  cortes de energía eléctrica sino también los demás estados andinos Táchira, Mérida, Trujillo, Barinas y se extiende hacia los estados centro occidentales como Portuguesa, Cojedes, Falcón y más recientemente se suma a esta crisis el estado Lara a quienes en apenas días ha tenido cortes por más de doce horas y ni hablar del estado  Zulia quienes han sido los más golpeados desde hace más de un año y medio cuando su población empezó a sentir los embates de la carencia del servicio eléctrico.

También a la capital le tumban la luz por pocas horas pero igual  se la cortan. 

Los cortes de luz, a veces más de una vez en un día y por varias horas, han arreciado en ciudades de Venezuela, sin una solución visible y con argumentos sobre las causas que van desde vandalismo y sabotaje hasta el impacto de la sequía y la falta de inversión o que sencillamente  no hicieron la inversión adecuada.

Lo que uno se asombra es estos guisos verdes por prestar ese servicio eléctrico.

Sabrá Betancourt lo que me comentan sobre los guisos eléctricos en Maracay hay que preguntarle con lo pregunta Cicerón sobre esos guisos eléctricos aragüeños…

Cualquier información o sugerencia por robertveraz@hotmail.com     robertveraz@gmail.com     grsndz629@gmail.com     o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna en mí página Web: https://robertveraz4.webnode.es/ y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!