José Gregorio Gato Briceño

Dice el refrán que «para luego es tarde» y esto nunca ha sido más cierto que ahora, cuando los terroristas del mundo, unidos por el interés de echar mano a las arcas y a las riquezas naturales inconmensurables de nuestra patria para financiar sus fechorías, están afianzando sus alianzas pues consiguieron en la infausta y vendepatria mafia heredera del hoy felizmente difunto, a unos ladrones de siete suelas y paso a paso van acercándose, rodeando a los Estados Unidos de Norteamérica, potencia que los une también pero en el odio y resentimiento en su contra.

Por eso insisto y como un simple mortal les digo a los norteamericanos de a pie, que no hay enemigo pequeño y esta pandilla de criminales, ahora reforzados, tienen desde hace mucho tiempo el periscopio con la mira en el imperio que los trasnocha.

Está tan claro como el agua, quien no lo ve es totalmente ciego o está haciéndose el loco por alguna inexplicable razón. Da mucho que pensar y en esto no voy a profundizar por ahora.

Sin embargo, pase lo que pase,  los venezolanos de fe tenemos que llenarnos con mucho optimismo, indistintamente de que veamos las fuerzas del mal (narcoterrorismo) avanzando velozmente a nivel global.

La gira euroasiática del extranjero usurpador Nicolás Maduro, aumentó más las alertas de todas las fuerzas democráticas del mundo, indistintamente de la posición timorata y hasta cómplice de actual administración de los Estados Unidos (demócratas) al levantarle parte de las sanciones a Cuba y Venezuela y hace dos días el Departamento del Tesoro,  informó sobre una actualización en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), que confirmaba la exclusión del extesorero nacional y sobrino de Cilia Flores.

Esto, ya sabemos que es resultado de la visita de funcionarios gringos a Caracas, a hacer acuerdos que sólo perjudican los escasos avances que se lograron con las medidas antes tomadas.

No olvidemos que para el mes de noviembre próximo hay elecciones parlamentarias norteamericanas y ya se vislumbra una gran derrota para los demócratas y a la vuelta de dos años el retorno al gobierno de los republicanos cómo protesta a tantas decisiones incomprensibles, no para Latinoamérica sino para ellos, cuando ya casi tienen a los terroristas en el patio de sus casas.

Si en ese lapso no hay algún acontecimiento de los militares patriotas venezolanos, que hayan tumbado de cualquier forma a esa organización narcocriminal internacional, en una nueva administración norteamericana al mando de los republicanos, se verán en la necesidad de actuar por el gran avance del narcoterrorismo en suelo venezolano y una grave amenaza para el territorio americano.

A estas alturas de mis reflexiones desde la cárcel del exilio algunos me tildarán de desubicado, iluso, novelesco, con esta posición que mantengo, pero la fuerza de la realidad y sabiendo con quiénes estamos tratando todo  indica que será así.

Van cerquita, sin impedimentos, por el contrario, ya el malandro presidente de Nicaragua logró que su congreso aprobara el ingreso de las fuerzas militares rusas a suelo nicaragüense, se detiene en estos días un avión Iraní-venezolano en Argentina, se consolida la alianza entre Irán y Venezuela y los dos países están sancionados por los EE.UU, gran parte del territorio venezolano está tomado y gobernado por la guerrilla colombiana, hay presencia de la organización terrorista Hezbollah.

¿Es acaso que los americanos no saben que los iraníes están cargando el uranio venezolano para sus desarrollos nucleares?

Es público, documentado  y notorio todo esto, no se engañen. Recientemente el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) advirtió que Irán estaría cerca de conseguir el suficiente material para una bomba atómica y eso no es concha de chicharo.

Tras su visita a Irán, el malandro de Maduro firmó nuevos acuerdos, de los cuales se desconocen los detalles, pero lo que sí es seguro fue en el área militar y  tendrá una duración de 20 años, así lo afirmó el propio Maduro a través de su cuenta de Twitter.

Esta relación nefasta ha escalado a una nueva dimensión, nada atractiva para nuestro hemisferio.

La región debe activar a mayor potencia las alarmas y lo que vemos es a la actual administración norteamericana, bien gracias. La gran pregunta que nos hacemos muchos ¿Si Venezuela forma parte esencial, por sus recursos, de un grupo de países que está intentando cambiar la hegemonía y la paz mundial, o sea, en contra de los Estados Unidos y Occidente, cuál es la respuesta, se van a quedarse cruzados de brazos con el avance de los narcocriminales?

Esperemos que los norteamericanos no reaccionen tarde, han demostrado que tienen las armas más sofisticadas del mundo, ya quedó atrás para ellos las invasiones tipo la de Panamá, con tropas y armamentos pesados, eso quedó para la historia y el mejor ejemplo lo dieron a demostrar con la muerte del ex ministro de la defensa Iraní, Qasem Soleimani, el pasado 03 de enero del año 2020 con un dron de alta precisión, lanzado a más de mil kilómetros de distancia. Esa avanzada demostración tecnológica dejó locos e impactados a los rusos y chinos.

Sólo es cuestión de decisión y de poner orden. Los venezolanos esperaríamos algo parecido como lo que le sucedió al ex ministro Iraní con estos malandros que tienen secuestrada a Venezuela, que estoy seguro que con el primer triquitraqui se mearian y saldrían espantados.

Aunque piensen que estoy desvariando les digo que para tratar con esta miserable gentuza hay que ser extremistas en la forma de enfrentarlos y quién más que el enemigo jurado que tienen ya enfocado y amenazado; al resto de nosotros, quienes nos oponemos a su permanencia usurpando el poder nos toca denunciar sin pausa y con lo único que me queda LA PLUMA Y LA PALABRA.

Twitter: @josegbricenot

Instagram: @josegbricenot2

Facebook: @josegbricenot2

gatobriceno.blogspot.com

Fuente: http://gatobriceno.blogspot.com/2022/06/refuerzo-de-alianzas-gira.html