Luis Laguado       

Estimado amig@:

Si observamos la actual crisis de Europa, la nueva ola de extrema izquierda en Latinoamérica, las guerras activas en Asia y el Oriente Medio, el incremento del terrorismo en África y de dictaduras a escala global y la involución de Rusia, India y China, que buscan aliarse en contra de Occidente.

Ahora bien, la pregunta que nos urge responder es: ¿Dónde estamos?  ¿Hacia dónde vamos?  ¿Cuál será el futuro de la humanidad?

¿Dónde estamos y hacia dónde vamos?

Estamos en medio de una mega crisis mundial, el sistema capitalista produce mucha riqueza, pero queda en pocas manos y la mayoría se empobrece, generando agotamiento social e inestabilidad política.

La extrema izquierda marxista no logró superar en ningún lugar donde impuso su modelo hambreador de capitalismo de Estado, que privatizado por su nomenclatura termina siempre en terribles dictaduras corruptas y asesinas, violadoras de todos los DD.HH.

Esta reflexión nos obliga a explorar y soñar con un mundo democrático, basado en el respeto a la ley, con oportunidades y garantías de DD. HH. para todos, capaz de eliminar las causas de la guerra, la pobreza y la ignorancia, antes de conformar un gobierno global responsable de iniciar la exploración conjunta del espacio interestelar.

¿Qué queremos?    

Invitarlo a convertirse en arquitecto de nuestro futuro, para diseñar un modelo transformador, empezando con nuestra propia introspección y aceptar la responsabilidad de los errores nuestros y de los otros, con el fin de crear ciudadanía, modelar con el ejemplo el ejercicio de la verdadera democracia, asumiendo responsabilidades ciudadanas, como parte de la institucionalidad de una nueva república democrática.

Vamos a empoderar a los ciudadanos para que asuman su alícuota de poder y ejerzan su republicanismo siendo parte de las instituciones y no sólo mirones sociales, dejar de ser pobladores para convertirse en ciudadanos con deberes y derechos.

Vamos a mutarnos en líderes transformacionales y ser agentes de cambio para crear comunidad en lo familiar, vecinal o sectorial.

Para avanzar en el proceso de humanización, visionamos un capitalismo con elevado contenido social, donde los trabajadores sean socios de sus empresas, disfrutando de servicios de igual calidad con tarifas diferenciadas por estratos de ingresos.

El humanismo productivo que proponemos requiere de una renovación espiritual y moral, basado en una educación vocacional personalizada, bilingüe o multilingüe, continua y digital, apoyada con fondos rotatorios de emprendimiento personal, familiar y sectorial      

¿Qué nos proponemos hacer?  

Vamos a generar esperanza y a ser parte de la humanidad del futuro.

Queremos animarlo a integrar tu plan de vida personal al plan nacional vía la comunidad sectorial productiva o vecinal, para ejecutar un presupuesto público de 30% dedicado a gasto social, 30% a inversión social, 30% a inversión productiva y 10% de gasto administrativo.

Crear un sistema tributario simple, donde todos declaren sus bienes y sus ingresos y paga más, quien más tiene y quien más produce, propiciando la mayor equidad en la distribución del plus-producto.

Abordar los problemas con visión holística para resolverlos, mediante la autogestión ciudadana del futuro gobierno digital. 

Proclamamos la integración de la nación latina como epicentro del modelo global, que sirva de ejemplo como crisol de razas e integración social y racial.

Proponemos la prosperidad y la felicidad de todos, basados en una planificación consciente, colaborativa, dinámica, y escalable en el tiempo, desde lo comunitario y sectorial a lo global.

Al empezar la transición atacaremos las causas y efectos de la pobreza, incluyendo la pobreza mental y espiritual.

Vamos contra la ignorancia empleando la educación. Nuestro compromiso con los ciudadanos, es que dispongan de oportunidades para adelantar su plan de vida y ser prósperos y felices en una verdadera democracia social.

Usar el emprendimiento y la propiedad como estímulo para que todos puedan asumir crecientes compromisos ciudadanos, elevando su productividad personal, familiar y social. 

Con el proceso constituyente permanente haremos cambios continuos crecientes y con la ayuda de un gobierno proactivo y productivo, nos permitirá liberar la productividad personal, incrementando la interacción y el ascenso social de todos, garantizando más y mejor democracia con ciudadanos renacidos y dotados de cultura democrática.

Nos proponemos acelerar la inclusión y el ascenso social mediante el voluntariado ciudadano y el emprendimiento personal a fin de incrementar el crecimiento personal y familiar, con creatividad y mayor productividad, basado en una educación continua, bilingüe y digital, personalizada de acuerdo a las habilidades y destrezas vocacionales.

Finalmente, si deseas que te incluya en el chat del movimiento, favor indicarme por esta vía tu nombre y número de celular, tu correo personal para enviarte futuros documentos y la ciudad para incluirte en el respectivo equipo promotor.   

Saludos fraternales y mucha suerte, con mis mejores deseos por un futuro de éxitos y que Dios lo llene de bendiciones.

0414-260.06.28 – llaguado@hotmail.com.    

*Promotor del Movimiento de Unidad Ciudadana – MUC.