Al menos 16 personas murieron y más de 50 resultaron heridas por el impacto de un misil ruso en unos grandes almacenes del centro de Ucrania este lunes , anunció el gobernador regional, advirtiendo que el balance podría agravarse, recoge  DW Actualidad.

Los rescatistas siguen trabajando en entre los escombro», ha publicado el comandante de la administración regional militar de Poltava, Dimitro Lunin.

Además se han confirmado 59 heridos, de los cuales 25 están hospitalizados, seis en estado crítico.

En un incio, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, informó en Telegram de que el centro fue alcanzado por varios misiles y, como consecuencia, se desató un incendio.

Zelenski difundió imágenes del establecimiento en llamas y con un intenso humo como ejemplo de la destrucción.

«El centro comercial está en llamas, los bomberos están tratando de extinguir el fuego, el número de víctimas es imposible de imaginar», agregó el presidente en Telegram.

El mandatario lamentó que Rusia haya bombardeado de nuevo un enclave sin interés militar de ningún tipo, donde cientos de personas intentaban llevar «una vida normal» al margen del conflicto.

Por su parte, el alcalde, Vitali Maletski, confirmó que el ataque ha dejado muertos y heridos, aunque sin dar una cifra concreta a la espera de que los servicios de emergencia puedan acceder al centro comercial. ee (dpa/efe)