Un nuevo intento de golpe de Estado movilizó a los cuerpos de seguridad del gobierno e impidió que Nicolás Maduro estuviera más tiempo en los distintos actos que con motivo de los 211 años de la Firma del Acta de la Independencia, se celebraron en Caracas.

Los funcionarios de los cuerpos de seguridad sin embargo sí estuvieron muy activos, al punto de que ya hay varios detenidos por presuntamente estar involucrados en un nuevo intento de golpe de Estado.

Al parecer la clave para la operación que según el gobierno nacional dirigen desde Colombia y donde estaría involucrado el aún presidente Iván Duque, sería la muerte de Iván Márquez, uno de los jefes de las Farc, participante en las reuniones en Cuba cuando el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla colombiana, firmaron un pacto para abandonar las armas, tanto los de las Farc como los del ELN.

Los actos en los distintos lugares históricos de Caracas estuvieron envueltos en un ambiente de tensión. Había mucho movimiento de seguridad en el entorno político.

Los ascensos los realizó Nicolás Maduro en las instalaciones del Palacio Blanco, justo frente al Palacio de Miraflores y las condiciones para ingresar al recinto eran extremas; había que tener un pase especial o salvoconducto y a pesar de eso, cada invitado era revisado rigurosamente.

Allí fue donde Nicolás Maduro estuvo más tiempo y aunque se observó muy normal, el evento estuvo bastante frío y con escasas expresiones distendidas.

El Presidente de la República ascendió a más de 300 oficiales y dijo en su intervención, vía redes sociales, que todos debían vestir ese uniforme con honestidad.

En cuanto al acto en el Paseo de Los Próceres, sólo desfilaron los integrantes de la Academia Militar de Venezuela; algunos equipos militares y Súper Bigote, el muñeco inflable que se parece al mandatario Nicolás Maduro. Aunque hubo pueblo en las gradas no hubo dirigencia política del gobierno.

¿Quiénes son los detenidos?

Vía redes sociales se conoció que la esposa de Carlos Lanz, el desaparecido dirigente social del oficialismo y sus dos hijas están detenidas, de acuerdo al twitter de Gabriela del Mar @gabrieladelmarp.

Está confirmada la detención de la esposa de Carlos Lanz; Mayi Cumare, y de sus dos hijas, escribió Gabriela del Mar.

Mediante esa misma fuente se conoció que Tito Viloria, su esposa e hija y dos trabajadores de su finca están detenidos.

Tito –dice Gabriela del Mar- fue de la Liga Socialista y del Partido Socialista de los Trabajadores.

Por otra parte, vía también redes sociales, la organización Coalición Sindical denunció la detención por parte de funcionarios del DGCIM, de Emilio Negrín, presidente de la Federación de Trabajadores Tribunalicios, miembro nacional de la Coalición Sindical Nacional y Defensor de los DDHH.

Emilio Negrín estaría «reunido» conversando con funcionarios del Dgcim en la Sede del organismo policial en la Quebradita II, San Martín. Carlos Salazar, de la Coalición Sindical Nacional, exigió su inmediata liberación.

Otro de los detenidos es Alonso Meléndez, miembro de Bandera Roja en Falcón, donde además estarían presos otros militantes de dicha organización política.