Habría sido el inquilino, desalojado por María Teresa Díaz de Didenot quien la habría secuestrado, asfixiado, abandonado el cuerpo en Villa Bahía y vendido el automóvil en el que se desplazaba la dama, el viernes el día en el que desapareció.

De acuerdo a las redes sociales del periodista Bladimir Martínez Ladera, el cuerpo sin vida de la señora fue localizado la mañana del domingo 14 de agosto en el sector Villa Bahía.

Unas personas buscaban leña en el monte y se encontraron con el cuerpo de María Teresa.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, levantaron el cadáver, que presentó quemaduras tras quedar sobreexpuesto al sol y algunas partes fueron comidas por animales de rapiñas.

Mientras tanto, su vehículo fue encontrado en Tumeremo y quien lo manejaba se entregó al Cicpc en esa población del sur del estado Bolívar.

El vehículo en el que se desplazaba María Teresa Díaz de Didenot era un Chevrolet Aveo de color azul placas placas AI645FA.

Quien se entregó dijo que lo había comprado. Presuntamente quien mató a María Teresa vendió el carro inmediatamente.

Gracias a este ciudadano, ya los pesquisas del Cicpc, tienen identificado al homicida.

Todo habría comenzado por una vivienda en Los Olivos de donde María Teresa desalojó en días pasados a la persona que posteriormente la mató.

Detectives del Cicpc, buscan al responsable de dicho homicidio para ponerlo detrás de las rejas.

De acuerdo a la reconstrucción de los últimos momentos de vida de María Teresa Díaz, la dama salió de su residencia en Arivana, Alta Vista, el día viernes 12, a bordo de su vehículo Aveo de color azul. Serían aproximadamente las  2:00 de la tarde, dice la nota de Martínez Ladera.

Después no regresó. Consideran en el Cicpc que su asesino planificó el hecho violento y para eso se dedicó a hacerle seguimiento a la mujer hasta que logró encontrarla a solas y someterla.