Una investigación encubierta sobre narcotráfico en el centro de Florida (EE.UU.) concluyó con 85 arrestos y la incautación de drogas ilícitas valoradas en millones de dólares, como parte de un contrabando efectuado en vuelos regulares desde California a este estado sureño, informaron las autoridades el viernes.

La investigación denominada «Operation Flying Ice» inició en septiembre de 2020 con una orden de allanamiento en Winter Haven (en el condado de Polk, Florida), donde se incautó metanfetamina. A partir de ese momento, los detectives continuaron realizando compras de narcóticos a traficantes en Winter Haven.

Allí supieron que grandes cantidades de metanfetamina se estaban pasando de contrabando desde California a Florida en equipaje facturado en vuelos nacionales, recoge la nota de DW Actualidad.

De acuerdo con un comunicado del alguacil de Polk, en febrero de 2022 se autorizó, por vía judicial, unas escuchas telefónicas dentro de la organización criminal de traficantes de drogas.

Como resultado, 85 sospechosos fueron arrestados y acusados de 355 delitos graves y 93 delitos menores.

Asimismo, los detectives cumplieron 14 órdenes de allanamiento en Auburndale, Davenport, Polk City, Lake Wales, Winter Haven y Riverview (todas localidades en Florida), así como en Fresno, California.

En los registros, las autoridades se incautaron de drogas ilegales, armas de fuego y más de 200.000 dólares en efectivo. Entre la droga incautada hay cocaína, metanfetamina, fentanilo y un fuerte analgésico conocido como Oxycodone.

Según el alguacil de Polk, Grady Judd, esta fue la investigación más grande relacionada con escuchas telefónicas en la historia del condado, y aún se siguen pistas para realizar nuevos arrestos.

«Operation Flying Ice» se extendió durante casi dos años y en ella intervinieron los detectives del Área de Tráfico de Drogas de Alta Intensidad (Hidta), de Florida Central, en colaboración con las agencias policiales locales, estatales y federales de todo el país. gs (efe, ap)