Gabriel Moreno

¿En Venezuela, tienen el Presidente de la Republica o la Asamblea Nacional facultades para eliminar derechos  y beneficios de rango laboral?

No!

Vigente la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), “ninguna ley podrá establecer disposiciones  que alteren la intangibilidad y progresividad de los derechos  y beneficios laborales”,  dice con contundencia el artículo 89 de esa norma suprema que es, según  su propia afirmación, el fundamento del ordenamiento jurídico del país.

Sabemos todos que es una facultad estelar de la Asamblea Nacional (entre otras), la de producir leyes.

Igual puede producir leyes, vía  reglamentaria, de las leyes existentes, el Presidente de la República.

De otra  manera, el Presidente de la República puede legislar cuando, a través de la habilitación especial,  es facultado  para esos  cometidos, por la Asamblea Nacional.

Pero, la propia CRBV, en la norma del artículo 89, (transcrito), es bien categórica y nítida, al proclamar que los hacedores de leyes, al momento de su creación legal, han de respetar los principios jurídicos de la intangibilidad y progresividad.

Si los hacedores de leyes, por cualquier causa, alteran esos principios, sus criaturas serán nulas por violentar normas y principios constitucionales.

En materia laboral, la CRBV, es especialmente protectora.

En materia de proteccionismo, ese texto es único en el mundo.

Si, por el querer constitucional, las máximas autoridades del país, no pueden eliminar derechos y beneficios y laborales por la vía  de las leyes.

Digo: si la vía legislativa, impide la eliminación de derechos y beneficios laborales, ¿podrá, en cambio,  el Presidente de la República, en su condición de jefe del Ejecutivo Nacional, eliminar derechos y beneficios laborales, usando el derecho administrativo, se interroga uno?

NO!

La vía administrativa no es el espacio para torcer los derechos laborales, pues la principal ley del país (ley de leyes), esto es, la CRBV, dice que no.

Pero, me dirán, y el TSJ, en Sala Constitucional, podrá eliminar los derechos y beneficios laborales?

NO!

El TSJ, de manera esencial, tiene facultades  jurisdiccionales la  interpretar la CRBV, y velar por su exacto cumplimiento y en se sentido no puede eliminar ningún derecho ciudadano.

El TSJ, puede, si,  decidir la nulidad de normas y leyes que contraríen la CRBV, pero no tiene facultades para eliminar la propia constitución ni ninguno de sus contenidos.

Los contenidos constitucionales sólo pueden ser eliminados cuando se redacte una nueva constitución, pero mientras eso no ocurra, ella ha de ser intocable para los poderes constituidos, pues la enmienda y la reforma constitucional, son mecanismos vedados, por la propia constitución para que, por esas vías, sean sustituidos sus contenidos.

Se comenta en el país, y hay airados reclamos sociales/laborales por los cambios, y en algunos casos,  eliminación de derechos y beneficios  laborales por algunas instancias administrativas ministeriales.

La pregunta lógica es si puede hacer, legalmente, por mecanismos administrativos, como el   Memorándum 2792, emitido por el Ministerio del Trabajo y los instructivos de la ONAPRE?.

NO!

Siendo un poco más amplio, he de afirmar, que ninguno de los principios constitucionales de rango laboral, pueden ser alterados por ningún ciudadano o autoridad del país.

Los derechos laborales, intrinsicamente, están estructurados en los cimientos de los derechos humanos.

El derecho, en cuanto a ciencia, jamás autoriza que se violen los derechos humanos.

Quienes elaboran memorándum e instructivos violadores de los derechos laborales, percibo, que carecen de las más mínimas nociones del derecho constitucional laboral.

¿Qué utilidad tiene, en pleno auge de la hiperinflación, dejar a los ciudadanos sin salarios?

¿O, con cantidades ínfimas de salarios y pensiones, que materialmente son casi nada?

Es serio el asunto!