Luis Velázquez Alvaray

Entregar un millón de hectáreas a la República de Irán es solo una parte mínima del pastel invadido.

Se viene forjando desde que Hugo Chávez anunció expropiación en zonas de los estados Yaracuy, Lara, Cojedes y Portuguesa, para formar un eje estratégico, con apoyo fluvial y marítimo, otorgado a los militares iraníes, que desarrollan un poderoso complejo de cargamento bélico y alta potencialidad logística.

La élite miliciana de ese país, se mueve con documentación venezolana. Veamos algunos:

  • Rezael Issa: pasaporte de servicio venezolano, DI0005432 Viceministro de la Defensa de Irán.
  • GHazanfari Mehdi: pasaporte de servicio GI0506920
  • Sassani Ali Asghar V. 17754727
  • Khalil Pedro: V14216234
  • Thomas Jokhana Simón V.24041286. (En archivo pruebas documentales).

Este grupo coordina actividades en millones de hectáreas entre las que destacan:

  • Transporte de carga marítima que disfrazan con el traslado de animales en pie: reses, búfalos y el material «encaletado», desde Guanta, La Guaira y Puerto Cabello.
  • Aeronaves como la retenida en Argentina, cuyas flotas despegan en momentos especiales: elecciones en Colombia, de allí salieron a Brasil a preparar los comicios y llevar recursos para saboteos y otras actividades, que entregan al foro de Sao Paulo o su disfraz de Puebla.
  • Bases de guerra Iraní, camuflados en Silos ubicados en Acarigua-Araure Guanare, en conexión con las líneas del tren, que recorre un gran complejo industrial militar, desde Portuguesa hasta llegar a Puerto Cabello. (En resguardo las coordenadas. Ejemplo: adyacencias, línea del tren, conocido ya como el expreso Iraní). 9° 51’19» N 69°42’07»W También se resguardan las pruebas fotográficas de los recorridos a lo largo de todo el trayecto.
  • La armada chavista ayuda en el traslado de materiales bélicos de alta potencialidad, desde el puerto, a las zonas señaladas.
  • En el estado Cojedes se adelanta un plan de desforestación masivo en zonas boscosas, ricas en uranio, según consta en investigación realizada por la Universidad de Carabobo, donde también se señala, el trabajo de dragado para abrir paso a los barcos del ejército iraní, hasta las desembocaduras del río Orinoco. El hato «piñero» fue deforestado para facilitar la navegación en ríos de aguas profundas que lo rodean.
  • Todo este andamiaje funciona simultáneamente para las actividades del cartel de los soles.
  • Otro aspecto importante a referir es la toma de este ejército extranjero, de la base aérea “Capitán Manuel Ríos”, estado Guárico, donde manejan la estructura satelital, a cuyos efectos fue ampliada su pista.

Allí, además de los Iraníes, opera una avanzada rusa, que periódicamente se reúne con el general Padrino, para informarle los avances de la invasión armada silenciosa.

  • La presencia extranjera se expande a la vía que conduce al Cabo San Román, Jurisdicción del estado Falcón, pasando al sector Pueblo Nuevo. En las adyacencias del «cerro pelón», se encuentra una plataforma de herramientas misilísticas, en las coordenadas 12°01’14»N y 69°55’49»W. El millón de hectáreas que el tirano anunció adjudicará a Irán, es mínimo con respecto a la entrega que ya conforma una cuarta parte del Territorio Nacional.

Nota: Toda esta información ha sido verificada de manera independiente.