Nota de prensa.-José Márquez, diputado al Consejo Legislativo al estado Bolívar denunció que la  venta de gasolina en Guayana sigue controlada por el plan de placas, y el día que  a un ciudadano no le toque su placa, no le permiten surtirse, continuando en esta modalidad de las mafias que no ocurre en otros estados del país.

Dice que otra irregularidad es que cuando te toca placa, estaciones de servicio como la del paseo Caroní, que es una de la más emblemática, y otras en Puerto Ordaz y San Félix, es que tienes que pagar primero y después  es que te  ponen la gasolina.

“Si el usuario señala cuál es la cantidad que necesita, los militares agreden a los usuarios, cuando por lo contrario, deberían defender al consumidor cuando están en la bomba, y no arremeter contra la gente”.

Márquez también denunció otra irregularidad que se viene cometiendo en las bombas subsidiadas, y más específicamente a una que está en el sector El Gallo en San Félix, donde pide abrir una investigación, porque allí hacen una lista de personas que van a poner gasolina el día siguiente, y el que no esté anotado en la lista no le ponen gasolina.

“Son muchos los anotados en esa lista y no se presentan, no hay cola en esa bomba,  y  a gente que le toca su número de placa  no le permiten recargar su vehículo de gasolina”, y tienen que ir a jalar bolas a un militar que está de guardia, pero le aplican una matraca, asegura.

El diputado Márquez hace un llamado a la gobernación del estado Bolívar, y a los entes competentes para regular el consumo de gasolina en el estado Bolívar, “que la gente  ponga  gasolina cuando quiera, sin número de placa, como también ocurre en las gasolineras subsidiadas, en donde suceden muchas irregularidades, que manejan una lista ficticias de vehículos y tampoco permiten recargar su vehículo, concluyó