Prensa Camcaroní.- Parte de la directiva de la Cámara de Comercio e Industrias del Municipio Caroní (Camcaroní), junto al gremio empresarial del estado Bolívar, se reunió con la superintendente de Tributos, Alejandra Rodríguez, para exponer las irregularidades que han presentado afiliados y contribuyentes, con respecto a las fiscalizaciones tributarias.

El encuentro se llevó a cabo este viernes, 26 de agosto, a las 9 y 30 de la mañana, en las oficinas de la Superintendencia de Tributos.

A la reunión también asistieron Raúl Gil, vicepresidente de Camcaroní; Juan Pablo Paris, presidente de Camindustrias Bolívar; José Ángel Bruzual, tesorero de Fedecámaras Bolívar; Miguel Gómez, presidente de Asocomercio San Félix y Gilbert Almarza, presidente de la Cámara de Turismo.

Afiliados a Camcaroní y contribuyentes municipales han manifestado su inconformidad ante la actitud hostil e irrespetuosa que han tenido algunos funcionarios de la Superintendencia de Tributos del municipio Caroní, al momento de ejecutar las fiscalizaciones.

Durante la reunión, Catherine Wilson hizo mención de estos casos y añadió cómo en ocasiones se les han aplicado procedimientos administrativos de manera errada, no apegados al marco jurídico legal establecido en el Código Orgánico Tributario.

Wilson recalcó su desacuerdo con el hecho de dar “máximo tres días” para presentar la documentación exigida al momento de la auditoría y planteó la necesidad de “trabajar de la mano con los entes públicos y privados en pro del bienestar de las empresas, y por su puesto de su gente”.

El gremio empresarial también hizo hincapié en la necesidad de incrementar los contribuyentes formales y la formación y adiestramiento, sobre todo a los emprendimientos.

La exposición de motivos por parte de Camcaroní y el gremio empresarial fue bien recibido por Alejandra Rodríguez, superintendente del municipio Caroní, quien precisó en el encuentro que, actualmente, hay casi 7 mil contribuyentes formales; 2.700 informales y 4 mil formales que no están inscritos en la Alcaldía.

Rodríguez señaló que, en caso de existir desacuerdos con la fiscalización, el contribuyente puede presentar un escrito con la exposición de motivos, ante la oficina de la Superintendencia de Tributos.

Las partes acordaron realizar una campaña de divulgación y cultura tributaria para incrementar los contribuyentes formales y ordenar el sistema tributario en el municipio Caroní.

Así como también, la creación de una línea de contacto directo entre directiva de las cámaras y la Superintendencia para exponer los problemas presentados y canalizar su pronta solución.

Catherine Wilson recordó la importancia de que se tome en consideración la capacidad de pago y patrimonio de las empresas, al momento de establecer multas y sanciones que por los montos son confiscatorias.

También pidió a los empresarios estar preparados para la fiscalización y exigir que se respeten sus derechos, pero primero cumplan con todos sus deberes.

Wilson insiste en la importancia de pagar oportunamente sus impuestos nacionales y municipales, para evitar multas.