Prensa Fedecámaras Bolívar .-Los municipios del sur del estado Bolívar siguen sufriendo graves limitantes operativas ante las prologadas interrupciones del servicio eléctrico.

Perdida de mercancía y caída de las ventas son los mayores problemas que enfrenta el sector económico de esta zona.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Sifontes, Mansur Zakhia, señaló que los municipios del sur son afectados con cortes diarios del servicio eléctrico, que duran de 7 a 8 horas y no les permiten operar con normalidad.

“Nosotros exigimos inversión, equipos y mantenimiento”, declaró. De acuerdo con el gremialista las fallas se han incrementado durante los últimos cuatro meses, sin informarse las razones de las interrupciones.

Zakhia indicó que los cortes del servicio eléctrico son sin previo aviso, lo que deja a los comerciantes incomunicados, sin posibilidades de hacer transacciones económicas y expuestos a pérdida de mercancía y equipos electrónicos.

Ante esta situación, algunos comerciantes del sector alimento han comprado plantas eléctricas como un paliativo que evite la perdida de productos cárnicos.

“Estamos solicitando una reunión, inversión y ampliación de la capacidad eléctrica (…) Tumeremo duplicó sus habitantes, ya la carga es mayor y si no amplias la capacidad de los equipos por supuesto que el servicio no va a rendir”, dijo.

 Fallas casi a diario

En el municipio Padre Pedro Chien también padecen las mismas carencias. “Se va casi a diario y por largos periodos de tiempo, de los siete días de la semana, se va cinco o cuatro”, cuestionó el presidente de la Cámara de Comercio de este municipio, Mahirran Lindo.

De acuerdo con el comerciante en ocasiones han sufrido cortes que superan las 12 horas, dañando alimentos y generando pérdidas a los propietarios de carnicerías del municipio.

Lindo consideró necesario pautar reuniones entre autoridades de Corpoelec y el sector comercial para buscar soluciones a los constantes cortes.

“Hay kilómetros y kilómetros de tendido eléctrico a lo que les hace falta mantenimiento”, expresó.

Además de Padre Pedro Chien y Sifontes, el precario servicio eléctrico también limita y entorpece la actividad comercial y empresarial en los municipios El Callao y Roscio.

Empresarios de estas cuatro entidades insisten en que las mejoras deben ser estructurales para generar garantías en el servicio eléctrico.