Una contundente mayoría en Chile rechazó este domingo la propuesta de Constitución que buscaba cambiar la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1989) por otra con más derechos sociales, en un resultado que superó las expectativas más optimistas de la oposición conservadora, publica la agencia de noticias alemana DW Actualidad.

«Hoy día no hay ganadores ni perdedores. Hay chilenos que nos tenemos que volver a encontrar», dijo el líder de la campaña del «Rechazo», Claudio Salinas.

La opción de aceptar la nueva Carta Magna, que consagraba un nuevo abanico de derechos sociales, fue apoyada por solo el 38 % de los electores.

Según los datos oficiales del Servicio Electoral de Chile (SERVEL), la opción de Rechazo a la nueva Constitución obtuvo 7.842.477 votos (61,88%) contra 4,830,725 votos (38,12%) a favor del cambio constitucional.

Festejos en todo el país

Nada más confirmarse la tendencia en las urnas, cientos de personas comenzaron a festejar, en especial en los barrios acomodados de la capital, donde el rechazo ganó por más de 10 puntos de diferencia.

Una brecha similar a la que se produjo en Valparaíso, que junto a la región metropolitana de Santiago de Chile y Viña del Mar, suman cerca de la mitad de los más de 15 millones de personas llamados hoy a las urnas.

Los festejos se repetían en ciudades como Temuco, Concepción y Puerto Montt, donde los adherentes de la opción Rechazo han salido a las calles con banderas de Chile, bocinas y pancartas, reportó el diario local La Tercera.

En un primer análisis de los resultados, el presidente de la Unión Demócrata Independiente (UDI), fuerza conservadora, Javier Macaya, aseguró a la prensa que «esto superó absolutamente el escenario tradicional de la derecha contra la izquierda. Esa es la razón por la cual hoy día ha triunfado el sentido común».

Los convencionales y la “debacle”

En la misma línea, el senador del partido Socialista en la región meridional de Los Lagos, Fidel Espinoza, criticó duramente a los convencionales y les emplazó a hacerse responsables de lo que tildó de “debacle”.

“Háganse responsables los señores convencionales de esta debacle. Redactaron una Constitución desde el odio y sus frustraciones”, indicó.

“Quisieron ir por todo y nos dejaron sin nada, pasarán a la historia. Se lo dijimos hasta el propio Gabriel Boric hace meses. Nos ningunearon”, añadió.

Boric y el día después

En pleno escrutinio, la prensa local reveló que el presidente de Chile, Gabriel Boric, ha convocado a los líderes de todos los partidos políticos a una reunión este lunes en el Palacio de La Moneda para analizar los resultados. En el balotaje de las presidenciales fue de más del 60% a favor de Boric.

Según los medios, que citan a diversos políticos, la cita es a las 16.00 hora local (22.00 CET) en la sede del Ejecutivo.

Tras el rechazo en el plebiscito, seguirá vigente la actual ley fundamental, aunque Boric ya anunció que, en ese caso, convocará un nuevo proceso constituyente y que se cumplirá con el mandato del plebiscito de octubre de 2020, en el que casi el 80 % de los chilenos pidió un cambio constitucional.

Más de 15,1 millones de ciudadanos fueron llamados a votar desde las 08.00 (14.00 CET) hasta las 18.00 hora local (00.00 CET) para aprobar o rechazar la propuesta de nueva Constitución redactada durante un año por una convención elegida tras la ola de protestas de 2019. jc (efe, afp, La Tercera)