Luego de un poco más de cuatro días, y debido a fuertes quejas de los residentes de Ciudad Guayana, sobre todo los que viven en la parroquia Unare, mediante un comunicado de prensa la empresa Bauxilum, asume la responsabilidad de la emisión del contaminante que no sólo genera un polvillo blancuzco que se deposita sobre bienes y seres vivos sino que además produce un olor peculiar de cierta intensidad.

La gerencia de la planta explica que producen alúmina, proceso que siempre ha sido controlado como precisan pero en los últimos días cuando iniciaban una fase de arranque programado y mantenimiento general, al iniciar la fase de estabilización ocurrió el incidente que ha sido reportado por la ciudadanía.

Bauxilum asegura que en las últimas 24 horas junto a los trabajadores laboran para revertir la situación. Es necesario -puntualizan- que desde el primer momento del accidente lo notificaron a las autoridades competentes.

Cierran el comunicado ofreciendo disculpas a la ciudadanía por los inconvenientes causados, asegurando que trabajan para resolver la contingencia en el menor tiempo posible.