La muerte de un oficial de la Policía y su esposa y que el hijo de la pareja resultara gravemente herido en una emboscada en el estado Miranda, generó un procedimiento policial que ha dejado al descubierto conexiones entre jefes de los cuerpos de seguridad, dirigentes políticos del Psuv y varios delincuentes fallecidos.

Los twitters de los periodistas Román Camacho, Delmiro De Barrio y Jean C. Rodríguez cuentan la historia, que por cierto, los usuarios de la red del pajarito azul, denuncian que eso es viejo que el gobierno lo sabe y ahora se hacen los locos.

Lo cierto del caso es que como en una película, la historia tiene inicio, desarrollo, desenlace pero no llega al final. Parece que tendrá secuela, o sea segunda parte.

En el balance del procedimiento policial que implicó la actuación de más de 1500 funcionarios, el saldo es de 30 delincuentes presos; por lo menos 13 abatidos y dos jefes policiales, encanados, por sus conexiones con las bandas de delincuentes.

Buscando a Carlos Capa

Carlos Capa es uno de los personajes que se popularizaron en la Quinta República pero que existían en la Cuarta República, sólo que se mantenían las formas y los sujetos subsistían en las alcantarillas o en los sótanos de la sociedad.

Habría sido la gente de Carlos Capa la que emboscó al oficial de la policía José Gregorio Rondón quien junto a su esposa Roxana y su hijo adolescente transitaban por un sector del estado Miranda.

La esposa murió en el sitio, producto de los tiros; mientras el oficial y el hijo fueron trasladados por la policía a un hospital.

Rondón murió y el joven se debate entre la vida y la muerte.

Desde ese momento se movilizaron funcionarios de todos los cuerpos de seguridad y salieron a buscar a Carlos Capa como cuando buscaron a los malandros jefes de la Cota 905 de Caracas.

Así comisiones de la Policía Municipal Tomás Lander lograron abatir a un sujeto apodado «Walter» en el sector San Bernardo de los Valles del Tuy.

El sujeto abatido era miembro de la banda «Carlos Capa»; el líder de la banda, identificado como Deiber Johan González, amenazó con vengarse atacando las estaciones policiales de la región, incluso, los bomberos fueron amenazados por delincuentes del sector, por lo que se les ordenó el cierre de la estación.

Existe un amplio operativo en los Valles del Tuy  para dar con el paradero de esta banda y de otras bandas que mantienen azotado el sector y que han asesinado a varias personas, tanto conductores que transitan por el lugar como otros que son atraídos a la zona mediante falsas publicaciones de venta de vehículos, también varios funcionarios policiales han sido asesinados por las bandas que operan en el sector, recoge en su twitter Delmiro De Barrio @DelmiroDeBarrio

Detenidos jefes policiales

El despliegue de los funcionarios de los cuerpos de seguridad continúa en el estado Miranda. Los Valles del Tuy, Yare, y zonas circunvecinas, son peinadas metódicamente para dar con los malvivientes que mantienen azotado a la ciudadanía del estado que dirige la revolución desde hace varios períodos a través de Héctor Rodríguez, una de las promesas políticas del Psuv.

El oficial Osmel González, le «cantaba» la zona a los malandros

Coincidencialmente en Miranda como en Carabobo, la delincuencia campea por sus fueros, justo en entidades federales donde sus gobernadores representan la generación de relevo, a pesar de la edad, en el caso de Rafael Lacava.

Debido a que hay policías detenidos, jefes para más señas, hubo que integrar a funcionarios de otros cuerpos de seguridad del Estado como los del Conas, Policía Nacional Bolivariana, Cicpc y GNB.

Son aproximadamente casi mil 500 hombres los que realizan esas labores de búsqueda de delincuentes.

Mientras tantos en su twitter el periodista Román Camacho señala que uno de los dos detenidos es el jefe de operaciones de la policía municipal de Rafael Urdaneta en el estado Miranda, Osmel González.

Fue detenido por estar, presuntamente, vinculado a bandas delictivas que operan en Cúa.

El arresto del supervisor jefe se consumó porque el análisis telefónico, hecho a su móvil, arrojó  nexos con los grupos delictivos de «el Cámara» que opera en San Ignacio de Cúa, Terraza y zonas adyacentes.

También, el funcionario se vinculaba con la organización delictiva de «el Chuo ‘Sutil’ Marrero» que tiene su radio de acción en San Miguel de Cúa.

Al parecer, Osmel González cobraba «vacuna» a estos delincuentes para alertarlos cuando los funcionarios, que él dirigía, iban a la búsqueda de ellos.

No se descarta que haya otros funcionarios de este y otros cuerpos  policiales del Tuy involucrados con esta red, informa. Roman Camacho @RCamachoVzla.

La dama está en la nómina de Carlos Capa

La otra funcionaria  detenida es La directora de la policía municipal de Yare en el estado Miranda, Patricia Eliana Rodríguez López, con la jerarquía de supervisor.

A ella la capturan por estar vinculada a la temible banda delictiva encabezada por un individuo apodado «Carlos Capa»,

quien es uno de los delincuentes más buscados en los Valles del Tuy.

La presunción de la relación de esta funcionaria, a quien el alcalde de Yare, Saúl Yánez ha puesto en sus manos la seguridad de los yarenses,  y los delincuentes, es de vieja data, pero a la uniformada no le habían  hecho nada porque tenía padrinos políticos y siempre se movía en las altas esferas del poder regional y nacional y se salía con la suya, dice el periodista Jean C. Rodríguez @JeanCRodriguez_

Fotos sociales de los delincuentes. Allí uno de los abatidos. Todos son chamos.

Los delincuentes abatidos

Se han registrado varios enfrentamientos entre antisociales y comisiones policiales desplegadas en Los Valles del Tuy. Se maneja que uno de los sujetos abatidos fue identificado bajo el alias Tomasito y que la cifra de abatidos en el operativo fue de 6 presuntos antisociales 

Los otros sujetos abatidos fueron identificados con los alias El Walter, El Menor, El Barrigón, El Chuly, El Poco Pelo y El Chelote, El Fido, este último pertenecería a la banda de Carlos Capa.

Pero además se logró la captura de 30 delincuentes, cuatro formarían parte de “la plana mayor” de Carlos Capa.

Como dato Jean C Rodríguez dice que “fuentes confirman que a Osmel González, el jefe de Operaciones de la Policía tiene antecedentes penales por el delito de extorsión y purgó condena”.

Lo designó como parte de la directiva de Policúa, el mismo alcalde Jonathan Herrera, @JonatanAHerrera.

El periodista Jean C Rodríguez agrega que el arresto de Osmel González confirma la vinculación de funcionarios del gobierno municipal del alcalde del  @PSUV @JonatanAHerrera, con delincuentes tal como lo ha denunciado, a través de sus estado de Whatsapp, el presidente del Concejo de Cúa, Juan Carlos Delgado.

Román Camacho cierra su hilo de twitter explicando que otro enfrentamiento entre antisociales y comisiones policiales se registró en Alto de Soapire, Miranda, donde 3 sujetos resultaron abatidos. Fueron identificados con los alias El Meiker, El Freddyto y El Yogly.