Prensa Kapé Kapé.-Dos indígenas fueron hallados muertos en Amazonas, la semana pasada.

Ambos en circunstancias que podría implicar que sus muertes hayan sido consecuencia de un acto de violencia.

El primero es el caso del profesor Pablo Guzamana, del pueblo baniva.

Tenía 56 años de edad, y fue hallado sin vida en el puerto de embarcaciones fluviales de San Fernando de Atabapo.

Guazaman trabajaba de noche en el puerto para tener un ingreso extra para mantener a su familia.

El profesor Guzamana

La causa de su muerte no fue determinada porque no se le hizo la autopsia de ley, debido a que la población no cuenta con médico forense.

El otro caso es el de un joven indígena uwottuja de 21 años de edad, identificado como Euclide Arana Padrón, quien tenía 7 días desaparecido.

Era jugador de fútbol y fue encontrado amordazado a orillas del río Orinoco.

El Observatorio Venezolano de Violencia, capítulo Amazonas, reportó que en el primer semestre de 2022 se registraron en la entidad 18 homicidios.

En 5 de ellos las víctimas eran indígenas. La organización agregó que el motivo de estos homicidios no ha sido determinado por las autoridades.

En el caso de estos dos fallecimientos, no ha habido ningún pronunciamiento por parte de las autoridades.