Emoción contenida o llanto abierto, pero sobre todo «respeto» por quien fuera su reina durante 70 años. Así lo recoge la nota de DW Actualidad. Los británicos iniciaron el miércoles su adiós a Isabel II, en una capilla ardiente que permanecerá abierta en Londres hasta su funeral el lunes.

Tras la larga espera, pasaron apenas unos segundos frente al féretro de la reina, cubierto por el estandarte real y la corona imperial, en Westminster Hall, la parte más antigua del Parlamento británico.

Desfilaron a ambos lados del alto catafalco púrpura, situado sobre un zócalo de cuatro peldaños y protegido por guardas en uniforme de gala, al que no podían acercarse. Algunos hacían una reverencia, otros lanzaban un beso.

Un recuerdo típico del Reino Unido, la clásica taza de loza con la imagen de Isabel II, cuesta ahora 12 libras (13,8 euros), 5 más que hace apenas unos días a raíz de la muerte de la reina, que ha disparado el precio de los «souvenirs» monárquicos.

Comprar un delantal, una lata de galletas de mantequilla o una bandera con la consabida foto grabada de la soberana, fallecida el pasado día 8, ya no es solo cosa de turistas.

Desde hace apenas seis días, los británicos también sacan la cartera para hacerse con algún artilugio que exhiba la imagen de su monarca.

Entre esta generosa y variopinta oferta de objetos con algún guiño a la familia real y marcado simbolismo para los devotos de la institución no se encuentran apenas, aún, recuerdos con la foto del nuevo rey, Carlos III.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló el miércoles por primera vez con el rey Carlos III desde la muerte de la reina Isabel II, le ofreció sus condolencias e instó a una «relación cercana» continua, informó la Casa Blanca.

Biden «recordó afectuosamente la amabilidad y hospitalidad de la reina», y «transmitió la gran admiración del pueblo estadounidense» por la monarca, dijo un comunicado.

Al destacar la «relación especial» entre ambos países, el presidente estadounidense «transmitió su deseo de continuar una relación cercana con el rey».

Biden asistirá al funeral de la reina Isabel II en Londres el próximo lunes.

El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, representará a su país el próximo lunes en Londres durante el funeral de la reina Isabel II, según ha confirmado este miércoles el propio ministro.

«Como representante de Turquía participaré yo» en la ceremonia, aclaró Çavusoglu hoy en un encuentro con varios periodistas, dando a entender, según la prensa turca, que no irá el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El diario turco Cumhuriyet recuerda que el viernes pasado, Erdogan aún había indicado que «podría participar» si su agenda se lo permite, subrayando que se había entrevistado dos veces con Isabel II en el palacio de Buckingham y expresando el «deseo» de encontrar oportunidad de acudir. gs (efe, afp, ap, reuters)