Carmen Carrillo

Lo que comentaban grupos de oposición de Venezuela vinculados a los republicanos, la liberación de los sobrinos de Cilia Flores, detenidos presuntamente por estar vinculados a causas de lavado y tráfico de sustancias estupefacientes se confirmó este sábado en horas de la tarde, cuando el presidente Nicolás Maduro, vía sus redes sociales, celebró la acción.

Antes el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, había celebrado también, vía redes sociales, la liberación de los 7 norteamericanos, detenidos en Venezuela, injustamente, calificó el jefe de la nación más poderosa de occidente.

Es evidente que el mejoramiento de las relaciones entre el gobierno del demócrata Joe Biden y del venezolano Nicolás Maduro marcha a todo vapor.

Eso mientras en Europa, Vladimir Putin, utiliza el garrote y las urnas para continuar recuperando territorio que va anexando a Rusia, mientras sigue la guerra en Ucrania.

El precio de los combustibles continúa subiendo, y aun no ha llegado el invierno al hemisferio norte; aumentan las tarifas de los servicios públicos en el mundo así como el costo de producción de los alimentos que repercute en el consumidor final.

En medio de ese escenario, Estados Unidos profundiza sus relaciones con Venezuela y el gobierno de Caracas en una jugada maestra no sólo logra la liberación de los sobrinos de Cilia Flores sino que posiblemente pronto anuncie la libertad de Alex Saab.

Todo eso ocurre mientras nuestra gloriosa oposición se ocupa de la nada. Siendo apenas 20 gatos no logran ni un acuerdo para sentarse, primero entre ellos y alcanzar logros beneficiosos para el país, no para ellos; y luego con el gobierno de Nicolás Maduro para buscar salidas a la larga crisis que vive Venezuela donde la ineptitud el gobierno es más que evidente y la estupidez de la oposición también.

A este paso, los venezolanos terminaremos pensando que fue una pérdida de vidas humanas y de tiempo, haber seguido a unos dirigentes de oposición que desde el 2015 cuando llegaron por la mayoría de los votos a ser la mayoría en la Asamblea Nacional, ofrecieron sacar al gobierno de Nicolás Maduro y siete años después, sólo sacaron un cuadro de Hugo Chávez durante la gerencia de ese prócer de AD, Henry Ramos Allup y salir muchos de esos opositores a salvar sus vidas y a vivir comodámente junto a su familia en el exterior.