Nota de prensa.-Para Hugo Maestre la pura y cierta verdad es que Ciudad Guayana no ha tenido suerte, con los gobiernos regionales y  nacionales del chavismo y madurismo, ya que con los adecos es que pudo crecer y desarrollarse.

Maestre le da a Sucre Figarella todo el crédito de su desarrollo, tanto así que fue bautizado como el constructor de Guayana, el hombre que prácticamente hizo esta ciudad, y llevó prosperidad a todo el estado Bolívar.

Pero  -dijo- posterior a su gestión y casi todos los gobernantes que ha tenido el estado Bolívar, y la Corporación Venezolana de Guayana ha sido una calamidad, dijo Maestre.

Cree que la verdad es que a estos señores del chavismo no les interesa la parte social de la ciudad, la ornamentación, el asfaltado de calles en  urbanizaciones y barrios, no les importa que gente viva con calidad de vida sino en el abandono, comenta.

“Una ciudad se debe caracterizar porque tenga buenos servicios para sus habitantes como agua, transporte, luz, salud, seguridad, pero ellos gobiernan para sus bolsillos”, agregó.

Estas cosas no le importan al gobierno del chavismo y del madurismo, todo lo contrario, lo que han hecho es deteriorar al estado Bolívar  pero si les encanta sus riquezas, su oro, y vienen por esto y se lo llevan  por grandes cantidades.

“Es visto y notorio que les encanta el dinero, que según ellos es malo ser rico, pero como les gusta y hablan mal del imperio pero les encanta  robarse el dinero para irse a vivir  al país del norte”, afirma Maestre.

Que pobre ideología de estos monstruos que mantienen azotado al país, y no son sino bandidos y canallas, y lastimosamente son una vergüenza nacional e internacional, advierte.

Ciudad Guayana, y sobre todo Puerto Ordaz era una ciudad que se caracterizaba por tener profesionales y técnicos de todas partes del mundo, veinticuatro nacionalidades, y era el polo de desarrollo industrial más importante del país y hasta de Suramérica, recordaba Maestre.

Llegó un momento en que parecía que el país se dirigía a un desarrollo definitivo, competitivo, pero llegaron los que están y ahora vamos de retroceso, según Maestre.

“Solo en Ciudad Guayana hay veinticuatro cárcavas, y hay algunas que ya tienen como veinte años pero todo esto apareció con la mala suerte al ser electo  el encantador de serpientes  Hugo Chávez  cuando se montó en el poder-

En el centro de Puerto Ordaz, al lado de la entrada a Ferrominera Orinoco, hay unan gran cárcava a ciento cincuenta metros del hospital de FMO  y de la entrada a Ferrominera, pero por indolencia, incapacidad e inmoralidad de estos tipos, no la reparan y ya la gente se acostumbró a tomar la vía alterna de venida, destaca.

Ahora van a un proceso electoral, y tienen la ciudad llena de basura, sin transporte público, donde el zamuro es el pájaro regional, y hace un llamado al pueblo en general para salir de esta gente, porque han  arruinado a los venezolanos que huyen hacia otros países en busca de un futuro mejor que no vislumbran aquí.

Hizo un llamado a los dirigentes políticos de los distintos partidos, para sumar esfuerzos por la ciudad y el país, “porque es nuestra ciudad, nuestro estado”, para unirse, y ponerse de acuerdo para cambiar este gobierno que no lo es.

Tuvo palabras hacia el actual alcalde Tito Oviedo  que nadie sabe de dónde salió, porque es un cero a la izquierda, y va para seis años como alcalde.

Cree que deberían enjuiciarlo por incapaz y destructor de Ciudad Guayana, y si tuviese una pizca de vergüenza, debería renunciar, concluyó.