Juan Linares

La corrupción y la desidia son las razones principales de la destrucción de Ciudad Bolívar.

Es una devastación sistemática, continua y permanente, este proceso en un lapso de varios lustros con el ultimo Alcalde Sergio Hernández, irresponsable, inepto e incapaz, con gobernadores que no se ocupan de cumplir sus funciones, los últimos gobernadores se han dedicado a la minería aurífera, abandonando sus cargos sin ninguna interpelación del Consejo Legislativo del estado Bolívar, hoy convertido en un apéndice o dirección del desgobierno regional.

Nada hizo el general minero Justo Noguera y Ángel Marcano, más parece el dueño de una agencia de festejos, de un circo o de una cuerda de gallos de pelea que solo organiza fiestas, riñas de gallos y bochinches en la ciudad.

Mientras esto pasa los ciudadanos están abandonados sin servicios públicos y viendo el cataclismo de una urbe que fue pujante y tuvo sus momentos de esplendor y actividad económica.

No creo que estos últimos crápulas que se hacen llamar autoridades conocen o han tenido interés por la recuperación del casco histórico de Ciudad Bolívar, porque en los últimos años se han derrumbado viejas casonas, sin ningún interés por reconstruir o restaurar las vetustas edificaciones.

Ante esta desidia e inopia se va desvaneciendo el anhelo de su ingreso a la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Recordemos que el Casco Histórico fue declarado en 1976 Monumento Histórico Nacional, el programa de revitalización se halla paralizado desde hace más de dos décadas, es decir los gobiernos rojos rojitos, porque hasta la Oficina Técnica ha desaparecido.

Vale la pena recordar las palabras de Fredy Morales, defensor del patrimonio y cultor bolivarense «en la mayoría de las ocasiones el pueblo de Bolívar ha sido testigo y cómplice del asesinato patrimonial y de las demoliciones salvajes y robos de las casas históricas, además de los derrumbes por falta de mantenimiento; esta cara que presenta la otrora Angostura da pena ante el mundo».

El lema del gobierno regional Renacer, se convierte en decadencia, desaparición y muerte de las esperanzas e ilusiones de los ciudadanos de Ciudad Bolívar, no se vislumbra ni hay perspectiva de cambio se avanza inexorablemente hacia el abismo económico, social y ético, la corrupción, la ineficacia e inacción hace que todo se mueva como en una piscina de grasa.

Esta es una ciudad que agoniza, sin servicios públicos, el sistema eléctrico es un caos, la ciudad es total penumbra sin alumbrado público ni semáforos, el servicio de agua potable por tuberías colapsado, teniendo al rio Orinoco al frente de la ciudad, el más grande de Venezuela, las calles y avenidas sin iluminación y su pavimento como cráteres lunares, llena de huecos, las cloacas corren como ríos en las vías públicas. 

Como todo el país afrontamos de la misma manera catástrofes más silenciosas, más telúricas, que pesan en la conciencia y en el alma, como la progresiva degradación y destrucción de nuestro sistema educativo.

La educación sin instalaciones adecuadas, los niños recibiendo pésimo aprendizaje y educación por el pensum deficiente y carente de materias científicas implantado por el régimen de Maduro.

Los hospitales y centros de salud en estado terminal, sin camas, ni insumos ni medicinas, el hospital oncológico sin equipos imprescindible para poder prestar servicios a los enfermos con cáncer.

Una de las instituciones más golpeada por la desidia e incultura es la Universidad de Oriente (UDO) en sus diversos núcleos, ha sido desvalijada, destruida y saqueada decenas de actos vandálicos, los cuerpos policiales y autoridades no actúan y al parecer hay complicidad en las autoridades.

En Ciudad Bolívar la UDO no escapa de la delincuencia. Actúan con impunidad quemando las instalaciones de la sede de Fundageominas de la Escuela de Ciencia de la Tierra.

Asimismo, el área de especialización de Medicina y Enfermería. Igualmente, en la Escuela de Ciencia de la Tierra, individuos ingresaron e incendiaron las instalaciones. 

En varias oportunidades estas instalaciones han sido objeto de ataques, desde hurtos, hasta incendios, delincuencia y vandalismo han cargado con todo.

Desde mesas, pupitres, libros y todo el mobiliario de la universidad, ante la mirada apática de vecinos y autoridades. Su consigna de los destructores es ¡Viva la ignorancia y muerte a la inteligencia!

Ciudad Bolívar es el reflejo de las Casas Muertas, novela de Miguel Otero Silva.

El objetivo al parecer es destrozar la ciudad y con ello la aniquilación de la memoria de los pueblos y comunidades.

Se hacen llamar Bolivariano, seguidores de El Libertador y le rinden honores a los guerrilleros Che Guevara y Tirofijo, María Lionza, Maradona y Chávez. A estos les rinden culto y veneración-

Pero podemos ver la estatua de Simón Bolívar en el Jardín Botánico prácticamente abandonada, la plazoleta llena de maleza que casi cubre al Héroe de la Patria.

Esta estatua es la más alta de Venezuela y la del Libertador Simón Bolívar más alta en el mundo.

Mide 9,60 metros. Esta obra del escultor español Manuel de la Fuente.

Hoy estos espacios, así como otros sitios históricos y turísticos de la capital bolivarense se encuentran en total abandono.

Hay un exterminio de la historia y la memoria de los pueblos.

Pero los desastres del huracán bolivariano que devasta todo a su paso sigue causando estragos en Ciudad Bolívar.

Este huracán lo que más devora es dólares y creador de pobreza y miseria.

En las últimas lluvias, hay inundaciones en varios sectores de la ciudad Cañafistola I y II parroquia Marhuanta, también fueron afectadas El Mereyal, Hueco Lindo, Menca de Leoni y La Alameda en la parroquia Catedral, los vecinos denuncian que la alcaldía y gobernación no realizan el mantenimiento preventivo y correctivo de los drenajes.

Una de la más afectada es el sector La Alameda en el Centro de la ciudad y frente al Jardín Botánico, este sector se mantiene las casas, la Avenidas y calles inundadas.

En La Alameda se encuentra el sistema de bombeo de la ciudad donde caen las aguas residuales que son bombeadas hasta el río Orinoco.

Los vecinos por muchos años vienen denunciando que el problema son las bombas que están dañadas y otro causal es que hacen falta bombas de mayor capacidad de bombeo. Asimismo, señalan los vecinos afectados, allí existían unas bombas que permitían en estos casos sacar el agua inmediatamente.

Hoy no cuentan con este sistema y es el principal motivo que origina que haya decenas de familias, con sus viviendas inundadas y sin esperanzas de poder corregir este problema, el cual viene desde hace muchos años.

En Ciudad Bolívar se caen los puentes recién reinaugurado, el más renombrado es el Puente Primero de Mayo, tres veces reconstruido y tres veces se lo llevan las lluvias por la mala calidad de la obra.

Lo cumbre es que cada vez que hacen algo mal hecho hace un festejo con bebidas espirituosas, porque los gobernantes son adoradores del Dios Baco y la cañadonga.

Hasta le cambiaron el nombre, ahora se llama Puente Sucre, para borrar la memoria de los pueblos.

Porque las únicas obras que han hecho es cambiar los nombres a los pueblos y ciudades y sitios históricos.

En ese puente gastaron según créditos adicionales que aprobaron los legisladores del CLEB por el equivalente de 100 mil dólares.

Al tener el crédito violentaron todas las normas de control, lo hacen porque tienen el control del CLEB, Contraloría y todos los organismos supervisores y fiscalizadores.

Son obras fantasmas. No cumplen con la colocación de vallas informativas.

El Reglamento de la Ley de Contrataciones Públicas en el artículo 172 señala «que se debe colocar una valla y esta debe indicar el número de contrato de la obra, descripción de la obra, monto en bolívares del contrato, nombre de la contratista de la obra con indicación del número del Registro de Información Fiscal. Ingeniero Residente: Indicar el (los) nombre (s) y apellido (s) del Ingeniero Residente. Ingeniero inspector: Indicar el (los) nombre (s) y apellido (s) del Ingeniero inspector».

Es tarea del Consejo Legislativo de interpelar al gobernador y al director de Obras del estado, invitar a la directiva del Colegio de Ingenieros y dar explicación si había los respectivos levantamientos topográficos, estudios hidrológicos y factores hidráulicos, estudio de tráfico, etc., Imprescindible para la construcción de un puente.

Lo más seguros es que estos ignaros y corruptos gobernantes salgan ileso y no haya culpables en esta pérdida patrimonial del estado.

La capital del estado Bolívar, el estado más rico del país, con innumerables recursos naturales que están siendo saqueados por el régimen de Maduro y las empresas básicas de Guayana destruidas.

Ciudad Bolívar de ser una urbe con pujanza económica y cultural actualmente la actividad económica es paupérrima, negocios cerrados, la pequeña y mediana industria quebrada y sin recursos. Centros comerciales vacíos.

¿De cuál crecimiento económico habla el régimen?  Cerrado Si aquí en Ciudad Bolívar han cerrado más de 15 agencias bancarias, si los bancos cierran sus agencias es indicativo de una recesión económica.

El único emprendimiento que ha surgido y crece en la ciudad es la venta de chupetas, caramelos, cigarros, café y turrones en las busetas, además ha crecido la indigencia, personas sin recursos pidiendo dinero para comer.

También hay novedosos emprendimientos auspiciados por la Alcaldía y gobernación como son los vertederos de basuras en barrios y urbanizaciones y la cría de zamuros y zopilotes. Es el renacimiento de la economía.  Esa es la realidad de la que una vez fue la ciudad histórica de Venezuela.

jlrlinares@gmail.com

@Juanlinaresruiz