Robert Alvarado (@robertveraz)

“Cuando el río suena, piedras trae”. Dicho popular

La circunscripción judicial del estado Aragua, en materia penal, ha dado mucho de qué hablar, al punto que la han denominado “la guillotina judicial de Venezuela” (https://www.lapatilla.com/2020/10/29/antonio-garbi-doble-secuestro-por-jose-luis-centeno-s-jolcesal/), el juzgamiento de los Policías y Comisarios de la Policía Metropolitana (https://www.youtube.com/watch?v=pPygagXMxxE) dan una idea de la razón de ese apelativo que uno pudiese calificar de peyorativo, sin embargo, hablar de jueces como Mary Carmen Amarista, destituida por extorsión, aparte de  tramitar causas cual comisario político nazi o moscovita, reafirman el talante humillante u ofensivo de la administración de justicia penal en ese estado del centro del país.

El refrán “Cuando el río suena, piedras trae” significa que cuando existen ciertos rumores o hay un asunto sobre el que muchas personas hablan es porque hay algo de cierto en ello.

Es lo que estaría sucediendo en torno al juez Alfonso Elías Caraballo Caraballo, Coordinador del Circuito Judicial Penal en Materia de Violencia de Género del estado Aragua, quien no tendría empacho en abusar del poder devenido del cargo ocupado por él para atropellar a los procesados en materia de violencia basada en género, apartándose manifiestamente del tratamiento jurídico procesal debido en toda causa judicial, sea penal o no.

Esas circunstancias deshonrosas, del todo delictivas, contra la administración de justicia, se están haciendo norma entre los coordinadores nacionales de los Tribunales de Delitos de Violencia Contra la Mujer, un claro ejemplo salió a relucir recientemente en el estado Barinas en desmedro de los derechos y garantías que asisten al ciudadano Noel Gorrín Rivas, ciudadano acusado por Delitos de violencia de género sin pruebas eficaces en su contra (https://www.diariocontraste.com/2022/09/un-ex-fiscal-superior-caza-abogados-por-jose-luis-centeno/#ixzz7l5XsBS00)  gracias a  una aberrante celada judicial que condujo, incluso, a la detención ilegal de su abogado (https://www.notimaxplus.com/2022/11/desde-barinas-anulan-decision-de.html).

El juez o magistrado Alfonso Elías Caraballo Caraballo viene propiciando, desde hace cierto tiempo, circunstancias que arrojan serias dudas de su buen nombre y reputación, que él dice son intachables, cuando existen indicios de no estar en lo cierto (Emisario del Juez Coordinador Alfonso Elías Caraballo https://www.youtube.com/watch?v=YzSjgxCMO8o).  

Su actuación como operador de justicia sería reprochable tanto en el plano del ejercicio de sus funciones como en el plano meramente personal, me explico, por un lado, abusando del poder que le da el cargo que ocupa, “somete las ‘causas pudientes’ a decisiones judiciales de su interés” (https://www.abcnoticias.net/alfonso-elias-caraballo-le-juega-posicion-adelantada-a-gladys-requena/) y, por el otro lado, tendría una conducta violenta, por supuesto, contra mujeres, específicamente contra “las empleadas ‘féminas’” de los tribunales de Violencia del Circuito Judicial en Aragua (https://thefreedompost.net/2022/05/22/escandalo-en-aragua-acusan-al-coordinador-de-los-tribunales-de-violencia-de-cometer-actos-violentos/).  

Al decir, “Cuando el río suena, piedras trae”, con ese refrán no hago referencia a una simple imagen o metáfora, tampoco a voces o palabrerío sin sentido, más bien a verdades o parte de la verdad que cuestionarían seriamente el desempeño de Alfonso Elías Caraballo Caraballo al frente de una instancia judicial en una materia tan sensible como lo es velar por la dignidad de las mujeres, la cual dirigiría con fines mercantilistas, algo que con claridad meridiana sale a relucir en el tratamiento, que con su anuencia, le dan a todas las causas en las que inmersos muchos ciudadanos son conminados no solo a presentar “ofertas económicas” sino también a concretarlas para solventar sus problemas con la ley, a veces inexistentes, como ocurrió en un caso emblemático que Alfonso Elías Caraballo explotó pecuniariamente en beneficio propio y sobre ese caso un connotado columnista empezó a sacar señalamientos a la luz pública, en la perspectiva procesal, con pruebas en mano, que han de ser tomados muy en cuenta por la congruencia de los mismos.

De tal manera que las cosas que se dicen del juez y/o coordinar Alfonso Elías Caraballo serían del todo ciertas o, por lo menos, algo de cierto hay en ellas, circunstancia como para que no la deje pasar por alto el Ministerio Público, muy dado, en la persona de mi amigo el Fiscal General, a poner coto a este tipo de situaciones que van en contra del decoro que debe imperar en el Sistema Judicial en Venezuela y que según la documentación que me hizo llegar mi fuente, vía correo electrónico, y que pongo a disposición de la fiscalía, incriminan al prenombrado juez y/o coordinador en delitos contra la administración de justicia. Oído, más bien, ojo avizor, Tarek William Saab.

Cualquier información o sugerencia por robertveraz@hotmail.com  robertveraz@gmail.com        grsndz629@gmail.com  o bien por mí teléfono 0414-157-4645 y además pueden leer esta columna en mí página Web: https://robertveraz4.webnode.es/  y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!