Los miembros del Consejo de Administración de la Juventus de Turín en su totalidad, incluido su presidente Andrea Agnelli, presentaron su dimisión, anunció el club italiano en un comunicado este lunes por la noche.

En la nota de DW Actualidad, se señala que el director general, Maurizio Arrivabene, será el encargado de solventar los asuntos del día a día hasta que se constituya un nuevo consejo, precisó el club italiano.

La Junta Directiva, de la que forman parte Agnelli y su vicepresidente Pavel Nedved, dimitió «considerando la centralidad y relevancia de los asuntos legales y técnico-contables pendientes», en referencia a una investigación de la Justicia italiana lanzada hace más de un año.

La Fiscalía de Turín ha puesto el ojo en la práctica -habitual en la Juve– de los «falsos intercambios» de jugadores: ventas cruzadas con otros clubes, sin que medie contraprestación económica, pero que permiten anotar plusvalías en los balances. Los magistrados cifraron estas plusvalías «ficticias» en unos 155 millones de euros (hacia 160 millones de dólares) entre 2018 y 2021, según los medios.

El club, que cotiza en bolsa, habría además escondido a sus inversores la existencia de acuerdos privados con jugadores, entre ellos el delantero portugués Cristiano Ronaldo, para abonar salarios en diferido.

A esos problemas judiciales se añaden otros económicos. La Vecchia Signora fue eliminada en la fase de grupos de la Liga de Campeones, una salida prematura por la que dejará de ingresar unos 20 millones de euros, según el portal Calcio e Finanza.

El club, en números rojos los cinco últimos años, registró la temporada pasada 255 millones de euros en pérdidas: un déficit récord en el fútbol italiano.

La Juventus «seguirá colaborando y cooperando con las autoridades de vigilancia y del sector», aseguró la fuente. ama (afp, efe, reuters, ap)