Brigadistas intentan rescatar a 31 personas que quedaron sepultadas este domingo bajo un alud de tierra mientras viajaban en un autobús y una moto por el noroeste de Colombia, en un accidente que también deja cinco personas heridas y una niña fallecida, informaron las autoridades.

El deslizamiento de tierra ocurrió en la mañana en una zona apartada y montañosa del municipio de Pueblo Rico, donde se desplazaban los vehículos desde Cali (suroeste), según la Defensa Civil, recoge el despacho de DW Actualidad.

Los equipos rescatistas hallaron a cinco personas con vida y lamentaron «el fallecimiento de una niña menor de edad que luego de ser rescatada fue llevada al hospital de Pueblo Rico (y) antes de llegar falleció», relató a la prensa local Alexander Méndez, portavoz de la entidad.

Unos 70 bomberos y una retroexcavadora trabajan para remover la tierra que sepultó «a 31 pasajeros de un bus de la empresa Arauca y de una moto (…)», según indicó en un tuit la estatal Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD). «Al parecer ha habido 2 movimientos en masa suplementarios y sigue lloviendo, lo que dificulta las labores de rescate», agregó la entidad.

Las autoridades no han dado detalles sobre las condiciones de las personas que se encuentran bajo el derrumbe. «Por el riesgo que acarrea la situación no podemos extendernos más allá de las 5 de la tarde» en la búsqueda, explicó Víctor Tamayo, gobernador de Risaralda, donde está Pueblo Rico.

Desde comienzos de agosto, el país se encuentra en estado de «desastre nacional» por la peor temporada de lluvias de los últimos 40 años, según el Gobierno. Las lluvias dejan 271 personas muertas y 700.000 afectadas en último año. ama (afp, cnn, el país, el universal)